Actualizado 18/08/2006 17:16:42 +00:00 CET

Colombia.- El Gobierno confía en la pronta entrega voluntaria de todos los jefes paramilitares desmovilizados

Faltan por presentarse ante las autoridades al menos nueve ex jefes regionales de las AUC, entre ellos 'Jorge 40' o Vicente Castaño

BOGOTA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Interior y Justicia de Colombia, Sabas Pretelt de la Vega, aseguró hoy que confía en la pronta entrega voluntaria de los ex jefes paramilitares que aún no se han presentado ante las autoridades, que esperan detener hasta a 36 los jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

"Esta es una decisión voluntaria y está en proceso. Nosotros hemos conversado con ellos sobre el asunto", dijo el arto cargo en entrevista con la emisora local 'RCN Radio'.

Señaló también que la tarea de conducción de los jefes desmovilizados "es amplia y demorada, pero muy conveniente para concentrarlos en aras de la aplicación de la Ley de Justicia y Paz".

Consideró que en total, pueden ser 30 ó 36 los jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que se espera sean recluidos en diversos centros ubicados en el Magdalena Medio, en Antioquia, Chocó y Cesar.

SEGUIR CON EL PROCESO DE PAZ

Quince jefes desmovilizados de las AUC, que este miércoles fueron conducidos a centros de reclusión en La Ceja y Rionegro (Antioquia) por orden del Gobierno, invitaron a cumplir los compromisos del proceso de paz a los más de 31.000 paramilitares de ese grupo que entregaron las armas a través de un comunicado difundido ayer jueves.

Los principales líderes paramilitares pernoctaron en estaciones de Policía en el noroeste del país después de que se emitieran "órdenes de conducción" para hacerlos comparecer ante la justicia dentro del proceso de paz emprendido en 2003 con el Gobierno de Alvaro Uribe.

Algunos de los jefes de las AUC fueron conminados por las autoridades a concentrarse en sitios de reclusión y otros acudieron de forma voluntaria a cuarteles policiales en Medellín y en Montería (departamento de Córdoba), después de que el presidente Uribe los exhortara el lunes pasado a acogerse "sin dilación" a la justicia.

Los dirigentes de las AUC habían criticado la severidad de la Ley de Justicia y Paz, promulgada para regular su reinserción, afirmando que en las condiciones actuales ningún paramilitar se acogería a la norma. Uribe advirtió de que podían perder beneficios como la oferta de no extraditar a los que están reclamados por narcotráfico por jueces de Estados Unidos.

FALTAN NUEVE JEFES

Ante denuncias sobre el regreso de desmovilizados a actividades criminales, los jefes de las AUC señalaron que esas conductas delictivas "acarrearán las correspondientes sanciones penales".

Aunque en un comienzo fuentes policiales hablaron de detenciones ordenadas por Uribe para "meter en cintura" a los paramilitares, la Presidencia emitió un comunicado que precisaba que los jefes de las AUC "se pusieron a disposición de dichas autoridades".

El presidente Uribe, en una corta reacción, expresó que la medida busca dar credibilidad al proceso de paz. Por su lado, el general Jorge Daniel Castro, director de la Policía, señaló que falta que acudan a estaciones policiales al menos nueve ex jefes regionales más importantes de los escuadrones paramilitares, entre ellos, 'Rodrigo Tovar', 'Jorge 40'; Hernán Giraldo Serna, Vicente Castaño, Víctor Mejía Múnera y Ramiro 'Cuco' Vanoy.