Actualizado 25/08/2006 00:33 CET

Colombia.- El Gobierno lanza un ultimátum al líder paramilitar Vicente Castaño para que se entregue a las autoridades

El ministro colombiano de Interior advierte a Castaño de que si no lo hace será perseguido y entregado a la justicia ordinaria

BOGOTA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro colombiano de Interior, Carlos Holguin Sardi, afirmó hoy que si Vicente Castaño no se entrega "en un tiempo prudencial" como lo establece la ley sobre la desmovilización, perderá sus beneficios, será perseguido y entregado a la justicia ordinaria.

Holguin se refirió a las declaraciones del fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, cuando expresó que la orden de captura contra Vicente Castaño esta congelada por formar parte del proceso de desmovilización.

"Si en un tiempo prudencial no se acata el llamado del presidente (del país, Alvaro Uribe) para que se presenten en los cetros reclusión, pues habrá que tomar otras medidas y si la Fiscalía pide al señor Castaño, con mayor razón porque esa es una colaboración con la justicia y con el proceso de paz", sostuvo.

Explicó que las ordenes de captura están suspendidas para que el proceso de paz siga adelante y que si eso no sirve, esas suspensiones entrarán de nuevo en funcionamiento.

SUPUESTO ASESINO DE SU HERMANO

El vicefiscal general de la nación, Armando Otálora, aseguró que el líder paramilitar Carlos Castaño, fundador de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), sí fue asesinado y reiteró que todo apunta hacia su hermano Vicente como autor intelectual del crimen.

El vicefiscal Otálora sostiene que las pruebas y declaraciones entregadas por testigos presenciales permiten concluir que el líder paramilitar Carlos Castaño fue asesinado, al parecer, a través de una orden impartida por su hermano.

Otálora dijo a la emisora local 'Caracol Radio' que los testigos aseguran que alias 'monoleche', jefe de escoltas de Vicente Castaño Gil, habría sido el encargado de desplazarse hacia la vereda Rancho al Hombro, en la zona de Urabá, en compañía de 30 hombres para asesinar a Carlos Castaño.

Carlos Castaño fue el más influyente jefe de las AUC e inició los acercamientos de paz con el Gobierno del presidente Alvaro Uribe. Sin embargo, se encuentra desaparecido desde abril de 2004, cuando se informó sobre un atentado en su contra.

Vicente Castaño se desmovilizó recientemente. No obstante, no se ha entregado a la Policía como ya lo hicieron otros 20 jefes de la organización, tras un llamamiento del Gobierno para que se acojan a los mandatos de la Ley de Justicia y Paz.