Actualizado 11/11/2010 18:36:53 +00:00 CET

Ingrid Betancourt asegura que Colombia la trató "como a una criminal"

BOGOTÁ, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Ingrid Betancourt, quien permaneció más de seis años secuestrada por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), denunció que Colombia la ha tratado "como a una criminal" tras su rescate y que se ha sentido como un "estorbo", motivo por el que no desea regresar a su país.

Betancourt cree que en Colombia hay "una incomodidad" con su "existencia", según confesó en declaraciones al diario argentino 'La Nación', durante su visita a Buenos Aires para presentar su libro 'No hay silencio que no dure', en el que relata sus años en cautiverio.

Así, confesó que le "sorprendió muchísimo la reacción" de las personas en su país cuando presentó la "solicitud de compensación económico" porque otros ex secuestrados hicieron lo mismo antes que ella sin que se generara un escándalo. También aseguró que, en torno a ese tema, "hubo una deformación" porque "el Gobierno presentó la cosa de una manera muy tendenciosa".

"Al presentarlo así, Colombia estalla en una lapidación moral que es absolutamente inesperada, con insultos, con odio. Eso me dolió muchísimo", lamentó la ex senadora franco-colombiana, rescatada por una operación militar en julio de 2008.

Por este motivo, decidió retirar la solicitud. "Pensé: 'Este es un país que no tiene respeto por las víctimas'", comentó. "Sinceramente, a mí me trataron como una criminal. Ni siquiera como a una criminal, porque a Pablo Escobar no lo trataron como a mí", expresó.

Ante esta situación, Betancourt ha decido fijar su residencia fuera de Colombia --entre París y Nueva York-- sin contemplar la posibilidad de retornar a su patria. "Ya no tengo ganas de volver (a Colombia). Obviamente es un dolor muy fuerte porque yo amo a mi país y a los colombianos", manifestó.

Por otra parte, la ex candidata presidencial consideró una "estupidez" la estrategia de las FARC de secuestrar a personalidades para ejercer presión, al tiempo que lo tilda de "un error estratégico porque ellos se bloquearon, cerraron los caminos, constantemente rechazaron el diálogo".

El fallecimiento, el pasado 22 de septiembre, de Víctor Julio Suárez Rojas, alias 'Mono Jojoy', es interpretado por Betancourt como la muerte de la "soberbia militar" de las FARC. "No tienen un proyecto político, no tienen credibilidad, y quedaron reducidos a unos grupos sin poder actuar militarmente, porque están perseguidos, están desmembrados, están cercados", subrayó.