Colombia.- El jefe militar del ELN descarta por el momento el cese de hostilidades y la liberación de los secuestrados

Actualizado 18/04/2006 21:57:10 CET

'Antonio García' denuncia que paramilitares desmovilizados siguen en activo sin esconderse en algunas regiones, clandestinos en otras

BOGOTA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El jefe militar de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), 'Antonio García', descarta por el momento que la segunda guerrilla de colombia, que adelanta contactos con el Gobierno de Alvaro Uribe para la apertura de un proceso de paz en el país, declare un cese de hostilidades y la liberación de los secuestrados.

El jefe guerrillero, quien se encuentra en Medellín (Departamento de Antioquia) para asistir a una serie de reuniones con autoridades colombianas, explicó que "puede ser equivocado" iniciar un proceso de paz "por la vía del cese de hostilidades". "Soy del parecer de que el proceso debe diseñarse primero", sentenció 'Antonio García' en declaraciones a la emisora local 'RCN Radio'.

Señaló que se encuentra en Medellín buscando la construcción de una agenda de paz con el Gobierno del presidente Alvaro Uribe y precisó que en las conversaciones con las autoridades participan miembros de la sociedad civil que, a su juicio, constituyen una ayuda para lograr esa agenda para la paz.

"Vamos a iniciar esa discusión (entre guerrilla y Gobierno), no sabemos cómo encontrar el desenlace, pero consideramos importante buscar los caminos claros que debemos transitar", expresó el portavoz del ELN, aclarando también que "todavía no es el momento" de vincular a la guerrilla con la vida política del país.

"Es necesario preparar el ejercicio de la política no sólo para el ELN, sino para el país que quiere una forma diferente de participación" en los asuntos públicos, anotó Antonio García', quien recibió un salvoconducto para su estancia en la Casa de Paz de Medellín, donde se reúne hoy los gobernadores de los departamentos colombianos de Antioquia, Valle y Nariño, junto con los alcaldes de Bogotá, Medellín, Cali y Pasto.

CRITICAS A LA DESMOVILIZACION

Por otra parte, García cuestionó el proceso de desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). "Para cualquier colombiano que observa la dinámica de desmovilización y desarme (de los paramilitares) o supuesto proceso de paz, quedan muchos interrogantes", denunció.

Consideró que el Gobierno de Uribe debe dar mayor información al país sobre lo que se negoció con las AUC, la suerte de los desmovilizados y la verificación del desarme total del grupo. Además, insistió en que no duda de que algunos de esos grupos siguen en activo, sin esconderse en algunas regiones y clandestinamente en otras.

"En esas zonas del país actúan como grupos de presión. No hablan sino con armas en barriadas populares. Esas presiones inclinan las preferencias electorales de una u otra manera", denunció el jefe militar del ELN.