Publicado 05/11/2021 21:45CET

Colombia.- La JEP señala que los ex-FARC deberán reconocer delitos de trabajos forzados sobre las víctimas de secuestro

Íngrid Betancourt (d) estuvo retenida por las FARC entre 2002 y 2008.
Íngrid Betancourt (d) estuvo retenida por las FARC entre 2002 y 2008. - REINA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia ha dado como buena una investigación llevada a cabo por la Procuraduría General y ha determinado que las extintas FARC habrían incurrido en un delito de trabajos forzados sobre los secuestrados, por lo que ahora disponen de diez días para reconocer estos crímenes.

A través de un comunicado, la JEP ha explicado que tras aceptar las observaciones de la Procuraduría sobre el 'macrocaso 01', que versa acerca de la toma de rehenes, puede confirmar también que las FARC "cometieron otros crímenes de lesa humanidad de manera concurrente con las privaciones de la libertad".

Durante su investigación, la Procuraduría ha documentado "un patrón de conducta" en los relatos de las víctimas en más de 70 casos, en los que se aseguraba que los privados de libertad se vieron obligados a "transportar guerrilleros y a realizar actividades agrícolas como formas de castigo ilegítimo".

Asimismo, la Procuraduría, cuenta la JEP, también ha registrado varios episodios en los que las víctimas de secuestro fueron utilizadas como moneda de cambio entre la ya desaparecida guerrilla y grupos de la delincuencia común.

"Estas conductas configuraron crímenes de lesa humanidad, por lo que los comparecientes del caso 01 tendrán diez días hábiles para reconocer esta conducta ante la Sala de Verdad", ha señalado la Procuraduría en el documento al que la JEP ha hecho referencia.

La JEP ha acreditado como victimas de secuestro a 2.664 personas en el marco del 'macrocaso 01'. La extinta guerrilla habría cometido 8.600 privaciones de libertad entre 1958 y 2016, según datos del Centro Nacional de Memoria Histórica. En enero fueron imputados ocho antiguos dirigentes del grupo armado por este tipo de delito, del que posteriormente reconocieron de forma individual su responsabilidad.

Entre quienes firmaron el documento de responsabilidad están el actual líder de Comunes, el partido surgido de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko'; Pastor Alape; Jorge Torres, alias 'Pablo Catatumbo'; Julián Gallo, alias 'Carlos Antonio Lozada'; Rodrigo Granda Escobar, conocido como 'Ricardo Téllez'; Milton de Jesús Toncel, apodado 'Joaquín Gómez'; y Alberto Parra, alias 'Mauricio Jaramillo'.

Contador