Publicado 29/04/2021 19:53CET

Colombia.- La Justicia colombiana condena a 17 años de cárcel al policía que mató al estudiante de 15 años Nicolás Neira

Un grupo de agentes del ESMAD reprimiendo las últimas marchas contra la reforma tributaria en Colombia
Un grupo de agentes del ESMAD reprimiendo las últimas marchas contra la reforma tributaria en Colombia - CHEPA BELTRAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal penal de Bogotá ha dictado este miércoles una condena de 17 años contra el agente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) Néstor Rodríguez Rúa por el asesinato de Nicolás Neira en 2005, un joven estudiante que por entonces contaban con 15 años y que fue alcanzado por un proyectil de gas disparado por un lanzagranadas durante las manifestaciones por el Día del Trabajo.

La sentencia remarca que el arma utilizada "no estaba destinada a terminar con la vida de las personas" y que Rodríguez Rúa, pese a conocer el protocolo de uso de ese tipo armamento, disparó contra la multitud. "Su uso es dispersar la turba, nunca causar daños a la integridad personal o a la vida".

"El acusado pasó por alto, no solo la instrucción dada en la escuela donde fue formado para integrar la Fuerza Pública, sino también las consignas esgrimidas cuando disparó el lanzagranadas en línea recta, en dirección a la turba que se envalentonó", señala el auto.

"Nosotros acompañamos el contenido de la sentencia, pero no estamos de acuerdo en la pena impuesta, porque la pena de homicidio está entre 17 años y 37 años. La juez se quedó en el cuarto mínimo que se le podía imponer, porque según ella no existen agravantes que concurran en el delito. No estamos de acuerdo", ha explicado la abogada de la familia, Alejandra Garzón, al diario 'El Espectador'.

Tanto la familia Neira como la defensa de Rodríguez Rúa han anunciado que presentarán sendos recursos de apelación para, en el primer caso, aumentar la pena, y en el otro, encontrar algún atenuante que reduzca esos 17 años de prisión.

En el expediente de Rodríguez Rúa, quien ya en enero se declaró responsable de homicidio, también se ha reflejado el encubrimiento del suceso por parte de un alto mando del ESMAD, así como el exilio al que se vio obligado el padre de la víctima, Yuri Neira, por las amenazas recibidas mientras buscaba justicia para su hijo.

"Pensamos que la sentencia es buena en términos de contenido porque logra visualizar que el delito contra Nicolás Neira fue encubierto y dice con claridad que quien da esa orden es Fabián Mauricio Infante, hoy hallado responsable por el delito de encubrimiento", celebra Garzón.

El comandante ya retirado del ESMAD Fabián Mauricio Infante ha sido declarado culpable de encubrimiento el pasado 26 de marzo al quedar probado que organizó un escenario alternativo, después de la confesión del subalterno al que encargó la farsa para los medios de comunicación y la Fiscalía.

El próximo 4 de mayo se espera que se conozca la sentencia definitiva, aunque podría quedar en nada si prospera los movimientos de su defensa que envió su expediente a un tribunal militar para que se suspendiera de momento el anuncio de la sentencia.

Contador