Publicado 24/11/2021 21:20CET

Colombia.- Londoño insiste en pedir perdón a las víctimas de las FARC en el homenaje a los acuerdos de paz de Colombia

Archivo - El antiguo líder de las extintas FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko'
Archivo - El antiguo líder de las extintas FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko' - FARC - Archivo

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Comunes, Rodrigo Londoño, ha insistido este miércoles en solicitar el perdón de las víctimas de la ya desaparecida guerrilla de las FARC, al frente de la que estuvo bajo el pseudónimo de 'Timochenko', durante el acto de conmemoración de los cinco años de la rúbrica de los acuerdos de paz.

"Insistimos en pedir perdón a las víctimas de nuestras acciones durante el conflicto. La comprensión de su dolor crece a diario en nosotros y nos llena de aflicción y vergüenza", ha manifestado Londoño en un acto celebrado en la sede de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), en Bogotá.

"No han sido fáciles estos años por cuenta de los incesantes ataques contra el acuerdo y la falta de voluntad del Estado para su implementación integral. Aun así manifestamos que nada ni nadie podrán minar nuestra convicción de que el camino emprendido es el correcto", ha dicho.

Durante su intervención, con la presencia del presidente de Colombia, Iván Duque, y del secretario general de Naciones Unidas, António Gueterres, Londoño ha explicado que los guerrilleros desmovilizados se acogieron al acuerdo "para que nunca se vuelvan a repetir hechos como los que sufrieron".

"Para que ningún colombiano jamás vuelva a derramar lágrimas por cuenta de la violencia. Lo decimos de corazón, sólo conquistaremos la paz si caminamos juntos hacia ella", ha enfatizado el secretario general de Comunes.

Londoño ha subrayado que para lograr un "Estado democrático, dialogante, que privilegie las soluciones concertadas y deseche el uso de la fuerza" es necesario poner en marcha de manera "integral" los acuerdos alcanzados en La Habana en 2016.

"Por eso trabajamos y a eso llamamos al conjunto de la sociedad colombiana, a la vez que agradecemos a la comunidad internacional por su sano empeño por la paz en nuestro país", ha manifestado.

La firma de estos acuerdos entre la ya desaparecida guerrilla y el gobierno por entonces presidido por Juan Manuel Santos ha supuesto la desmovilización de unos 13.000 combatientes desde 2016, aunque desde entonces unos 300 han sido asesinados por miembros de otros grupos armados, víctimas de las guerras que estos mantienen por hacerse con el control de las rutas del narcotráfico.

Esta incapacidad del Gobierno provocó que algunos de los guerrilleros desmovilizados en un primer momento retomaran la lucha armada, formando las disidencias, operando en zonas aisladas con nula presencia del Estado, disputándose ahora los cuantiosos réditos del narcotráfico y la minería ilegal con otros grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), o escuadrones paramilitares.

Todo ello ha provocado una nueva crisis de seguridad en varias zonas del país, en especial en aquellas zonas más inaccesibles del suroeste de Colombia, como Cauca, Nariño, o Valle del Cauca, donde, tal y como ha ratificado la ONU, se ha producido un "importante deterioro de la seguridad" de los antiguos guerrilleros.

Contador