Colombia.- Más de mil paramilitares se desmovilizan en la Sierra Nevada de Santa Marta

Actualizado 03/02/2006 22:23:10 CET

BOGOTA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe paramilitar Hernán Giraldo Serna, reclamado en extradición por Estados Unidos, se desarmó hoy junto con otros 1.165 integrantes del reducto de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que actuaba en la Sierra Nevada de Santa Marta.

Según señala la emisora colombiana 'RCN Radio', los desmovilizados conformaban el llamado Bloque Resistencia Tayrona (Brt) de las AUC, considerado uno de los reductos ultraderechistas más comprometidos con el narcotráfico en la costa caribeña colombiana.

"Nos ponemos en manos del Gobierno, de las autoridades de Colombia", declaró Giraldo tras formalizar el desarme de su estructura paramilitar en el paraje de Guachaca. El jefe paramilitar, con casi 30 años de clandestinidad, es uno de los nueve mandos de las AUC que EEUU reclama en extradición, bajo cargos de narcotráfico, lavado de activos o asesinato de agentes antidrogas norteamericanos.

Entre ellos están Salvatore Mancuso, antiguo jefe máximo de las AUC, quien se desmovilizó en diciembre del 2004, y Carlos Castaño, antecesor de él y desaparecido desde abril del mismo año.

"PÁNICO Y ZOZOBRA"

El desarme del Brt fue formalizado ante el alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, y el coordinador de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP, de la OEA), el argentino Sergio Caramagna.

En el acto, Restrepo se lamentó de que en cada desmovilización algunas autoridades locales y regionales "generen pánico y zozobra" en la población civil con versiones sobre el supuesto regreso de guerrilleros a las zonas de retiro de las AUC. "La zozobra y el pánico sólo les sirve a los que quieren imponerse por el terror", advirtió.

Restrepo precisó que con estos 1.166 desmovilizados se eleva a 21.300 el número de paramilitares que han dejado las armas en virtud del proceso que comenzó en diciembre del 2002 y que en el 2004 pasó a la fase de desarticulaciones masivas.

La cifra supera ya el total de ultraderechistas que el Gobierno calculaba para las AUC, que era de 19.000. En el caso del Brt, Giraldo dijo hace sólo cinco meses que su reducto lo conformaban unos 400 paramilitares.