Actualizado 05/01/2010 19:37:03 +00:00 CET

Colombia.- Al menos seis guerrilleros de las FARC caen en combate con el Ejército en el sur, incluido un cabecilla

BOGOTÁ, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos seis guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han perecido en las últimas horas en enfrentamientos con el Ejército colombiano en la localidad de Sumapaz, en el límite fronterizo entre los departamentos de Meta y Cundinamarca, ubicados en el sur del país.

Uno de los guerrilleros abatidos es el presunto 'número dos' del Frente 51 de las FARC, identificado por su alias 'El negro Arturo' y presunto responsable de participar como coordinador de los anillos de seguridad de los secuestrados --incluido de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, liberada en la operación Jaque--, informaron los medios colombianos. Otros dos guerrilleros se habrían entregado al Ejército colombiano en el marco de los enfrentamientos y han sido trasladados a Bogotá.

Unidades del Batallón de alta montaña del Ejército colombiano se enfrentaron en combate con guerrilleros del Frente 51 de las FARC en un sector conocido como la Chuchilla del Sinai, donde el Ejército prosigue con el operativo contra la guerrilla. El Frente 51 de las FARC tiene su base de operaciones en el departamento de Cundinamarca.

El comandante del Ejército, general Óscar González, se desplazó a la zona para ponerse al frente de las operaciones contra la guerrilla, reforzada con efectivos de la Fuerza de Tarea Omega del Ejército y aviones Tucano para apoyar las operaciones de las tropas en tierra.

Al menos 25 guerrilleros perecieron en combate contra la Fuerza de Tarea Conjunta Omega entre la noche del 31 de diciembre de 2009 y la madrugada del primero de enero de 2010 en los departamentos de Meta y Caquetá, incluidos los tres primeros cabecillas del Frente 43 de las FARC.

Otros ocho guerrilleros se entregaron en combate, cuatro fueron capturados y otros ocho se desmovilizaron. En total, las tropas se incautaron de 46 armas largas, 87 granadas de fragmentación, 14 minas antipersonal y 50 morrales de campaña de fabricación artesanal, según datos del Ministerio de Defensa colombiano.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, ha intensificado el combate contra las FARC, sobre todo después del reciente secuestro y asesinato del gobernador del departamento de Caquetá, que el Gobierno de Bogotá atribuye directamente a las FARC. Entonces, Uribe ordenó al Ejército liberar a todos los rehenes en poder de la guerrilla.

Unos 2.128 miembros de las FARC desertaron la guerrilla en 2009, según un informe del Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado (PAHD) publicado este lunes.