Colombia.- El ministro de Defensa afirma que las fumigaciones en la frontera de Ecuador seguirán hasta erradicar la coca

Actualizado 12/12/2006 21:04:33 CET

BOGOTÁ, 12 Dic. (EP/AP) -

Las autoridades colombianas confirmaron hoy que la policía antinarcóticos está realizando fumigaciones aéreas a 100 metros de la frontera con Ecuador en una nueva ofensiva para erradicar los cultivos de coca en esa zona.

El director de la Policía Antinarcóticos, general Jorge Barón, dijo que se está respetando solamente una franja de 100 metros de la frontera con Ecuador y que ayer comenzaron las aspersiones aéreas en un corredor de 10 kilómetros a lo largo de la frontera donde antes había acordado dejar de realizar esas operaciones por las quejas del Gobierno ecuatoriano.

Este territorio fue utilizado por los narcotraficantes y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para la siembra de cultivos de coca, señaló Barón.

En Ecuador, las autoridades oficiales dijeron que analizarán la decisión colombiana mientras los portavoces de Rafael Correa, quien asumirá el próximo 15 de enero el Gobierno, sostienen que podrían pedir la intervención de organismos internacionales si el país se ve afectado.

El ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos dijo hoy "nuestra intención es tratar de erradicar la totalidad de coca cultivada en Colombia, incluyendo por supuesto en Putumayo", zona fronteriza con Ecuador.

En diálogo con periodistas afirmó que la suspensión de diez meses de las fumigaciones con glifosato a petición del gobierno ecuatoriano, fue aprovechada por la guerrilla de las FARC para "sembrar un verdadero mar de coca con más de 10.000 hectáreas".

El presidente electo del Ecuador Rafael Correa dijo ayer al diario 'El Comercio' de Quito que Colombia tendrá que hacer "a pie" la erradicación de los cultivos de coca pues Ecuador considera que el sistema de aspersión aérea con glifosato afecta el medio ambiente y la salud humana.

Al referirse a los comentarios de Correa, el ministro Santos no descartó la erradicación manual, pero reiteró que "lo que queremos es acabar con esa coca lo más pronto posible y quitarle de las manos a los delincuentes y terroristas esa fuente de financiación".

El ministro de Asuntos Exteriores ecuatoriano, Francisco Carrión, dijo en radio Quito que la posición de Ecuador "es firme" en el sentido de que "no acepta que se hagan ese tipo de aspersiones en la franja de 10 kilómetros y la información oficial que tengo es que esto no se ha producido".

"Lo que haga Colombia en su territorio, más allá de los 10 kilómetros de la franja, es su responsabilidad y no nos afecta para nada", señaló.

Por su parte, el futuro ministro de Gobierno, Gustavo Larrea, designado por el presidente electo Rafael Correa, confirmó que habrá una reunión con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe en las próximas semanas para tratar el tema.

Larrea explicó que se ha considerado pedir la intervención de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), si las aspersiones afectan a población, a los sembrados y a los animales del lado ecuatoriano.

Las fumigaciones aéreas con glifosato se reanudaron ayer en la zona del Putumayo, en la amazonia colombiana.