El ministro de Hacienda de Colombia se declara inocente tras las acusaciones de corrupción

Actualizado 19/09/2018 8:32:18 CET

BOGOTÁ, 19 Sep. (Reuters/EP) -

El ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, se ha declarado este martes inocente en un debate en el Senado donde la izquierda le ha acusado de corrupción y le ha pedido su renuncia, una solicitud a la que el funcionario no ha contestado de inmediato.

El senador del izquierdista Polo Democrático, Jorge Robledo, ha citado al ministro acusándole de haber obtenido beneficios millonarios con una empresa de la que fue socio y que participó en la estructuración de la emisión de unos bonos con los que 117 municipios financiaron la construcción de sus acueductos.

Según Robledo, Carrasquilla impulsó ante el Congreso, como ministro de Hacienda en el gobierno del expresidente Álvaro Uribe, una ley que autorizó la financiación de obras como acueductos, de la que luego se favoreció como particular con una empresa de asesorías de la que era socio.

"Con toda autoridad moral y en nombre de todos los colombianos le estoy exigiendo a Iván Duque que nos quite a este personaje del Ministerio de Hacienda", ha señalado Robledo, quien ha asegurado que con el modelo de negocio de Carrasquilla los municipios están pagando una deuda a 19 años con altas tasas de interés.

"Eso es falso, es una injuria, una calumnia", ha contestado Carrasquilla rechazando las acusaciones de Robledo, que ha calificado de "perversas". "Soy un hombre que se ha ganado la vida trabajando, yo nunca he robado un centavo, yo nunca he cometido un solo acto de corrupción en mi vida, ni nunca la cometeré", ha aseverado.

Otros movimientos de izquierda que se han declarado opositores al Gobierno del presidente Iván Duque como Colombia Humana y la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) también ha pedido la renuncia a Carrasquilla durante el debate.

Sin embargo, el ministro, quien ocupó el mismo cargo entre el 2003 y el 2007, ha recibido el apoyo de partidos como el Centro Democrático y el Conservador que lo han defendido y le han pedido que continúe en el cargo argumentando que no tiene impedimentos ni cometió ningún delito como lo sostienen sus detractores.