Actualizado 14/05/2007 18:17 CET

Colombia.- Monseñor Gómez asegura que las conversaciones entre el Gobierno y el ELN en La Habana "van por buen camino"

BOGOTA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Magangé, monseñor Leonardo Gómez Serna, aseguró que los acercamientos entre el Gobierno de Alvaro Uribe y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en La Habana "van por buen camino" porque se ha recuperado la confianza entre las partes.

"Se han normalizado las relaciones y este espacio que se han tomado para analizar lo avanzado en Cuba es positivo porque les va a permitir decisiones en temas vitales como el cese al fuego y de hostilidades", afirmó monseñor Gómez.

El obispo de Magangé señaló que la ciudadanía quisiera ver resultados de manera "ágil", pero resaltó que un proceso de esta envergadura debe hacerse con "lentitud, analizando cada punto, cada decisión para evitar errores que a futuro dañen la firma de la paz".

"Todos queremos un cese al fuego y de hostilidades, pero hay que esperar a que las partes analicen los pre acuerdos para concretar el tema y sacar avante la iniciativa sin traumatismos", puntualizó monseñor Gómez en declaraciones a la emisora RCN.

El diálogo preliminar de paz del Gobierno con el ELN ha entrado en una semana se receso para adelantar consultas por separado, después de cerrar el pasado jueves las primeras cuatro semanas de la actual ronda de conversaciones, la quinta celebrada por las partes en Cuba.

El Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, dijo que las partes ya asumieron la discusión de "asuntos importantes, como el cese del fuego y las hostilidades", que es central en el "acuerdo base" que se han propuesto consensuar en esta nueva etapa.

"Cada parte ha expresado sus puntos de vista e incluso hemos presentado formalmente las propuestas con los puntos de lo que hemos llamado el Acuerdo Base", explicó Restrepo. "El ELN y el Gobierno ya conocen el punto de vista de la contraparte en la mesa", añadió.

"Hay documentos entregados", agregó Restrepo, e indicó que "esperamos que esta semana de receso, que es también una semana de consultas, sirva para decantar los debates que se han dado y cuando regresemos a La Habana podamos seguir avanzando en esta negociación".

Las partes, que han previsto llevar esta ronda hasta el último día de mayo, han coincidido en la posibilidad de un alto el fuego bilateral. Pero, el ELN no acepta la propuesta del Gobierno de que se concentren en una o varias zonas para facilitar la verificación.