Publicado 17/04/2020 5:51:26 +02:00CET

Colombia.- El negociador del ELN defiende el interés de la guerrilla por negociar y pide al Gobierno "gestos" de paz

   El Ejército de Liberación Nacional (ELN) está reclutando venezolanos para aumentar sus filas, ha asegurado este miércoles el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto José Mejía
El Ejército de Liberación Nacional (ELN) está reclutando venezolanos para aumentar sus filas, ha asegurado este miércoles el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto José Mejía - TWITTER - Archivo

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El negociador de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Israel Ramírez Pineda, ha defendido el interés de la guerrilla por llegar a un acuerdo con el Gobierno, pero ha pedido a su vez "gestos" por parte de las autoridades para que tal consenso pueda llevarse a cabo, como evitar que sicarios y paramilitares actúen contra ellos como "ejércitos privados".

"Pese a que el Gobierno congeló las conversaciones, nosotros mantuvimos siempre los canales abiertos. Ellos tienen que dar el paso y sentarse a hablar. Hay una urgencia de un alto el fuego y lo que tenga que ver con el ELN mantenemos esa disposición y esperamos la misma disposición de la otra parte", ha dicho.

Pineda, también conocido como 'Pablo Beltrán', ha mantenido un diálogo con el periódico 'El Espectador', en donde, entre otras cosas, ha justificado el uso de minas antipersonas explicando que son un "mecanismo de defensa" de sus territorios, pues se trata de la "supervivencia dentro de la guerra" ante los ataques de paramilitares y del Ejército.

"El Gobierno debe entrar en un cese del fuego y los grupos aliados o cercanos, como el Clan del Golfo y otros grupos paramilitares, que en los territorios se quedaron acostumbrados a ser ejércitos privados", ha pedido.

En ese sentido 'Beltrán' ha hecho referencia a un episodio en el que un comandante del Ejército de Colombia al cargo de la región del Catatumbo, en el noreste del país, aseguró públicamente que si era necesario "sicarizar" para acabar con el ELN, "para eso estaba la banda de 'Los Pelusos'", en referencia a una escisión de la ya desmovilizada guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL).

"El Gobierno es especialista en pedir, nunca se les ocurrió ofrecer nada", ha manifestado 'Beltrán', en referencia a las críticas que ha recibido el ELN por no haber cesado en los secuestros y retenciones ilegales de civiles.

En ese sentido, el negociador de la guerrilla ha explicado que los altos mandos del ELN han ordenado la liberación de menores, los cuales, ha matizado, no formaban parte de las filas de la guerrilla, sino que llevaban a cabo "labores de espionaje para la Policía y el Ejército" en sus territorios.

'Beltrán' también ha explicado los motivos por los cuales la guerrilla no reconoce como mediadores a los dos nombrados por parte del Gobierno, Gerardo Antonio Bermúdez, alias 'Francisco Galán', y Carlos Arturo Velandia, alias 'Felipe Torres'.

"Ellos públicamente dejaron de ser del ELN, si ellos dejan de ser miembros, nosotros no vamos a ver bien que ahora el Gobierno los nombre como su canal con el ELN", ha argumentado 'Beltrán', quien sí avala la figura del Juan Carlos Cuéllar, delegado del ELN actualmente en prisión.

'Beltrán' también ha señalado que existen fuerzas externas que influyen en el proceso, como Washington, "con intereses de guerra en esta parte del continente contra Venezuela".

"En el ELN hay suficiente cohesión para negociar la paz. Nosotros decimos: nombren sus delegados y todo lo demás se puede tratar en una mesa de negociación", ha zanjado.

El último diálogo de paz con el ELN, que comenzó en febrero de 2017 con el Gobierno de Juan Manuel Santos, se rompió dos años después, ya con Duque en la Presidencia, tras el atentado perpetrado por la guerrilla contra una escuela de cadetes de Bogotá, que se saldó con 22 muertos y cerca de 90 heridos.

En estos momentos no hay ningún canal de diálogo abierto con el ELN, pero el Gobierno considera importante "avanzar en la construcción de procesos que generen tranquilidad en la región y que faciliten la implementación de los acuerdos y generar gestos de voluntad de paz".