Actualizado 06/10/2015 00:36 CET

Colombia intenta bloquear la nueva demanda territorial de Nicaragua

BOGOTÁ, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Colombia ha presentado este lunes sus alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para reclamar a La Haya que declare su falta de competencia para conocer la nueva demanda territorial impulsada por Nicaragua para, en esta ocasión, ampliar su plataforma continental.

   El equipo jurídico de Colombia ha arrancado la semana de alegatos orales con "la total exposición de los motivos que demuestran que la CIJ no es competente y la demanda no es admisible y, por tanto, se abstenga de continuar con el proceso".

   El jefe de la delegación colombiana, Manuel José Cepeda, ha argumentado que la petición nicaragüense "consistente en relitigar su pretensión de plataforma extendida más allá de las 200 millas náuticas que expresamente le fue negada en el fallo de 2012".

   "Las peticiones que ahora vuelve a presentar Nicaragua, son iguales a las del caso juzgado entre 2001 y 2012 y la solicitud nicaragüense de una plataforma continental extendida ya fue desestimada en el fallo de 2012", ha sostenido el representante colombiano Rodman Bundy.

   Además, Michael Wood, otro abogado de Colombia, ha apuntado que "gracias a la denuncia colombiana del Pacto de Bogotá, la cual se hizo con efecto inmediato el 27 de noviembre de 2012, Nicaragua no podía presentar ante la CIJ una nueva demanda después de esa fecha".

   "La CIJ no tiene una 'competencia continuada' que haya sobrevivido al fallo de 2012, tal y como lo alega Nicaragua", ha apostillado Matthias Herdegen, también miembro de la delegación colombiana. "Dicha tesis no tiene base ni en la jurisprudencia ni en el Estatuto de la CIJ", ha recalcado.

   A ello, Tullio Treves, del equipo colombiano, ha añadido que "la demanda tampoco es admisible por cuanto la Comisión de Límites de Naciones Unidas no ha emitido la recomendación exigida para estos casos, porque Nicaragua omitió cumplir oportunamente sus obligaciones".

   Con todo, Colombia ha considerado que "la demanda nicaragüense realmente es un intento encubierto de solicitar una revisión o apelación del fallo del 2012, lo cual es contrario a los estatutos de la CIJ", según ha informado el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

   Así, ha pedido a La Haya que exija al Gobierno de Daniel Ortega "respeto por las reglas que rigen la jurisdicción de la CIJ" y, en consecuencia, "se niegue a otorgar a Nicaragua el tratamiento privilegiado que está solicitando".

BATALLA EN LA CIJ

   El 19 de noviembre de 2012, el alto tribunal reconoció la soberanía colombiana sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que reclamaban tanto Bogotá como Managua, y amplió la extensión de las aguas territoriales de Nicaragua hasta las 200 millas náuticas en todos los puntos de la línea limítrofe.

    El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, consideró la decisión sobre las aguas nicaragüenses es un "error" porque aísla tres cayos del territorio continental y "desconoce varios acuerdos internacionales", lo que genera "una serie de complejidades" que afectarán a varios países caribeños.

   Nicaragua, en cambio, calificó de "gran triunfo" esta decisión judicial e introdujo una nueva demanda en la CIJ para ampliar su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas --casi hasta las 300--, entrando prácticamente en aguas colombianas.