Actualizado 17/02/2006 17:39:52 +00:00 CET

Colombia.- La ONU condena a paramilitares de las AUC desmovilizados por la masacre del 11 de febrero en Antioquia

BOGOTA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó hoy el asesinato de seis campesinos perpetrado en el municipio de Sabana Larga, en el deparatamento de Antioquia, durante la noche del pasado 11 de febrero.

Según información recogida por la Oficina de la ONU, las seis víctimas murieron a manos de paramilitares desmovilizados del Bloque Noroccidente, de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que siguen actuando en la zona.

Los paramilitares recorrieron la vereda Llanos de los Encuentros en busca de personas integrantes de la familia Bedoya, a quienes dieron muerte con armas de fuego. Los testimonios señalan que los victimarios pretendieron hacerse pasar por integrantes de las FARC.

Además, la Oficina tiene conocimiento de que el pasado 16 de julio paramilitares del mismo bloque dieron muerte al señor Rogelio Antonio Bedoya Correa, quien era hijo de la señora Hortensia Correa de Bedoya, una de las víctimas de la masacre del 11 de febrero.

Así, la ONU reiteró la exigencia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, quien en su último informe sobre Colombia insta a las AUC, y a los demás grupos armados ilegales a respetar los derechos a la vida, a la integridad personal y a la libertad individual de todos los civiles.

En este punto, la Oficina de la ONU en Colombia confió en que este crimen pueda ser investigado por las autoridades competentes, con el fin de que los responsables puedan ser juzgados y condenados oportunamente.

Una vez más, la Oficina mostró su esperanza en que las autoridades colombianas tomen las medidas necesarias para que se logre el desmantelamiento efectivo de las estructuras del Bloque Noroccidente de las AUC.

Por último, la Oficina expresó sus sentimientos de solidaridad y sus condolencias a los familiares y amigos de la familia Bedoya Correa, y a los pobladores de la vereda de Llanos de los Encuentros, en Sabana Larga, Antioquia.