Colombia.- Un paramilitar colombiano se declara responsable del asesinato del líder de las ACU, Carlos Castaño

Actualizado 26/08/2006 5:41:00 CET

BOGOTÁ, 26 Ago. (EP/AP) -

El lugarteniente de un comandante paramilitar aceptó el viernes su responsabilidad en el asesinato de Carlos Castaño, máximo líder de las Autodefensas Unidas de Colombia (ACU), organización en proceso de paz con el Gobierno colombiano.

"Quiero contar la verdad sobre lo sucedido con la muerte de Carlos Castaño. Me declaro responsable", dijo Jesús Roldán, alias "Monoleche", en una breve declaración ante periodistas en la sede donde se encuentran detenidos 15 ex comandantes de las AUC, en la Ceja, localidad a unos 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Roldán, jefe de seguridad de Vicente Castaño, hermano de Carlos, fue el autor material del homicidio del jefe paramilitar, según versión entregada a la Fiscalía General por dos testigos del hecho.

Roldán aseguró que se entregó a las autoridades porque cree en la Ley de Justicia y Paz, una norma a la que se acogen todos los paramilitares desmovilizados que confiesen sus delitos como miembros de la organización armada, lo que les garantiza una pena menor.

Según dos hombres contratados por Roldán, que testificaron ante la Fiscalía, el paramilitar ejecutó el asesinato de Castaño y de tres de sus escoltas, cuyos cadáveres fueron picados, incinerados y llevados a una fosa común hallada por investigadores oficiales.

El ajusticiamiento de Castaño, gestor de la unificación de 18 bloques paramilitares, habría sido ordenado por su hermano Vicente, dijeron los testigos.

En su declaración a la prensa, Roldán no mencionó que hubiese recibido una orden expresa de Vicente, quien tiene orden de captura por su presunta participación en el homicidio de su hermano.

Carlos, asesinado en abril del 2004, supuestamente fue eliminado porque habría negociado con Estados Unidos la entrega y denuncia de varios jefes paramilitares, a quienes acusaría de participar en narcotráfico.

Roldán se reunió durante varias horas con el Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, en el centro de reclusión provisional de La Ceja, donde comparecerá ante la justicia colombiana.