Actualizado 26/12/2013 23:21 CET

Petro insta a Santos a posicionarse sobre su cese

Gustavo Petro
Foto: COLPRENSA/ALVARADO LOZADA, MAURICIO

BOGOTÁ, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El hasta ahora alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, ha instado al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a pronunciarse sobre la decisión del procurador general, Alejandro Ordóñez, de destituirle e inhabilitarle durante 15 años, adviritiendo de que, si asume esta tésis, "obstaculizará" el proceso de paz.

   "El presidente Santos se enfrenta a una decisión: apoyar a Ordóñez, lo que violaría los principios democráticos y el Derecho Internacional, desafiaría la voluntad de los votantes de Bogotá y obstaculizaría el proceso de paz; o perseguir una solución democrática", ha dicho en un artículo publicado en el diario 'The New York Times'.

   Petro ha indicado que, debido a su pasado guerrillero en el M19, grupo armado al que muchos vinculan a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "los esfuerzos por expulsarle (de la Alcaldía de Bogotá) se han vinculado a la resolución de este largo conflicto".

   "Los que apoyan el diálogo de paz con las FARC han dicho que destituirme e inhabilitarme demostrará que los ex guerrilleros no pueden dejar las armas tranquilamente y con un papel asegurado en la vida democrática", ha apuntado.

   El ex edil capitalino ha explicado que "está desafiando" la decisión de Ordóñez porque considera que "es arbitraria y está políticamente motivada".

   "Aunque el procurador general tiene el poder de quitar a ciertos funcionarios, en mi caso se ha excedido. Ha usado pretextos endebles para acabar con mi carrera política, debilitar a la izquierda y, de paso, dinamitar el proceso de paz con las FARC", ha sostenido.

   Petro ha considerado que los motivos para su expulsión del Gobierno municipal se deben a su intento de "acabar con el oligopolio de las empresas privadas para limpiar la basura (de Bogotá), que sobrecargaron a la ciudad con 300 millones de pesos en una década".

   "Sé que mi Gobierno cometió errores que no son raros cuando tratas de cambiar el modelo de provisión de un servicio público complicado como es la recogida de la basura de una ciudad de millones de habitantes", ha admitido.

   "Pero Ordóñez no me ha acusado de ningún crimen, simplemente me acusado, entre otras cosas, de atacar el libre mercado y de amenazar a la sanidad publica por la basura que se acumuló (con la huelga) el 18 de diciembre. Nada de eso justifica el cese", ha subrayado.

LA "INTOLERANCIA" DE ORDÓÑEZ

   Además, ha recordado que el procurador general "tiene a sus espaldas un patrón de intolerancia". "Como estudiante, participó en la quema masiva de libros de una biblioteca pública por considerarlos impíos, entre ellos las traducciones protestantes de la Biblia y obras de Gabriel García Márquez", ha recordado.

   "Ya como procurador general, interfirió en la construcción de una clínica para mujeres en Medellín, basándose en la teoría de que podría estar practicando abortos. También ha amenazado con cesar a los jueces y notarios que celebren matrimonios entre parejas del mismo sexo", ha añadido.

   Petro ha indicado que "es precisamente por estos abusos por los que muchos en Colombia están pidiendo una reforma de las funciones de la Procuraduría General, por ejemplo, para que sea necesaria una decisión judicial antes de cesar a un cargo electo".

   "Ello podría poner a nuestra Constitución en la línea de la Convención Americana de Derechos Humanos, un convenio que Colombia ha ratificado y que garantiza que los cargos electos solo sean cesados mediante un procedimiento judicial establecido", ha concluido.