Actualizado 12/01/2006 19:54:40 +00:00 CET

Colombia.- El precandidato presidencial Horacio Serpa afirma que los paramilitares están mandando en Colombia

Dice que Uribe se enredó en el manejo de varios asuntos a pesar del inmenso poder que tiene en estos momentos en sus manos

BOGOTA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El precandidato presidencial liberal Horacio Serpa afirmó hoy que los grupos paramilitares están mandando Colombia y que su poder es superior al del propio Gobierno de Alvaro Uribe.

El dirigente político, quien ya ha aspirado en dos oportunidades a la Presidencia de la República, aseveró que Uribe se enredó en el manejo de varios asuntos a pesar del inmenso poder que tiene en estos momentos en sus manos.

"El señor presidente Uribe es uno de los mandatarios que más poder ha tenido en las manos: El apoyo de muchos ciudadanos, el de Estados Unidos, el de los empresarios... Sin embargo, se enredó", afirmó Serpa en declaraciones a la emisora local 'RCN'.

Citó, por ejemplo, el caso de la reelección, en el cual, según Serpa, Uribe comenzó a ceder en varios principios como el de nombramientos a cambio de votos. Indicó que el Presidente también se enredó en el manejo del proceso de paz con los paramilitares.

"Lo que hoy vemos es que los paramilitares mandan en muchas regiones del país... Volvieron a hacer masacres, siguen vinculados con el narcotráfico, desplazan a los campesinos, hacen política armada, desplazan a los empresarios honrados de sus negocios", sostuvo el precandidato presidencial.

"A LA COLOMBIANA"

Por otra parte, Serpa indicó que aspira a ser el representante "a la colombiana" de lo que denominó los "vientos refrescantes del sur". Señaló que luchará por el país, por los pobres y por evitar que los rendimientos de la economía colombiana queden en pocas manos.

"Cuando llegue a la Presidencia impediré que los impuestos sólo beneficien a los ricos...", anotó. En ese sentido, anunció que se propone hacer una "revolución agraria" que permita revivir las esperanzas de los campesinos.

Serpa consideró que esa revolución debe ir más allá de la repartición de tierras y debe contemplar además la asistencia técnica y el mejoramiento de las vías de acceso. "En este momento hay 4 millones de hectáreas en poder de los paras y los narcos y eso debe cambiar", subrayó.

En asuntos como el de la seguridad, dijo que se propone introducir el tema de la convivencia para que el elemento militar no sea el más importante en la actual lucha contra la delincuencia y los grupos armados ilegales