Actualizado 29/04/2011 23:03 CET

Colombia.- La producción y el tráfico de cocaína mueven anualmente unos 5.200 millones de euros en Colombia

BOGOTA (Reuters/EP)

La producción y el tráfico de cocaína mueven anualmente unos 13,6 billones de pesos (unos 5.200 millones de euros) en Colombia y el narcotráfico representa un 2,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del país, según un estudio divulgado este viernes.

La investigación de la Universidad de los Andes precisa que unos 678,9 millones de dólares (unos 457 millones de euros) corresponden al valor de la hoja de coca producida y 452,6 millones de dólares (unos 304 millones de euros) al valor añadido de la base de coca.

El estudio estimó en 1.131,5 millones de dólares (unos 761 millones de euros) el costo agregado de la transformación de la base en cocaína y en 5.431,2 millones de dólares (unos 3.655 millones de euros) las ganancias de los traficantes.

Colombia es considerado el primer productor mundial de cocaína, con unas 410 toneladas anuales, según la ONU. En la producción y el tráfico de cocaína están involucrados cárteles de drogas, la guerrilla izquierdista y bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha, según las Fuerzas Armadas.

Los cultivos de hoja de coca en Colombia se redujeron a 68.000 hectáreas en el 2009 y "afectan en promedio a 200 municipios, que son el 18 por ciento del total de las localidades, en un área de 225.000 kilómetros cuadrados, es decir, el 19 por ciento de la superficie total", explica el estudio el estudio.

De acuerdo a la investigación, casi la mitad de los cultivos de coca, un 47 por ciento, se concentra en sólo diez municipios del país. Colombia ha reducido su área cultivada desde una cifra récord de 163.000 hectáreas en el año 2000, desde que Estados Unidos comenzó a apoyar un plan para erradicar cultivos ilegales con una agresiva campaña de fumigación desde aviones complementada con programas de sustitución de cultivos y, posteriormente, con la erradicación manual.

Estados Unidos, el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico, ha entregado en la última década a Bogotá alrededor de 6.000 millones de dólares (unos 4.004 millones de euros) para apoyar la lucha contra la producción y el tráfico de drogas, así como programas de asistencia social.