Publicado 30/09/2021 02:00CET

Colombia.- Santos acusa a Duque de "hacer el oso" ante la ONU con su discurso sobre los Acuerdos de Paz de Colombia

Archivo - El expresidente de Colombia José Manuel Santos
Archivo - El expresidente de Colombia José Manuel Santos - MICHELE TANTUSSI/GETTY IMAGES

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Colombia José Manuel Santos ha acusado al actual mandatario del país, Iván Duque, de haber hecho "el oso" ante la Asamblea General de Naciones Unidas con su discurso sobre los Acuerdos de Paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ratificado en el año 2016.

"Me causa tristeza y me duele ver a Iván Duque (...) haciendo el oso en las Naciones Unidas. Porque eso fue lo que hizo, al decir ante la entidad que más conoce el Acuerdo de Paz, la que más lo ha elogiado, la que más lo ha verificado, que es un acuerdo frágil y que su Gobierno ha hecho más por implementarlo, que el nuestro", ha lamentado Santos durante una entrevista para Caracol Radio.

Para el exmandatario, este discurso de Duque favorece que tanto él como el conjunto del país "pierda toda la credibilidad" al ir "frente a la paz y frente a otros temas".

Pese a esto, el presidente firmante de los Acuerdos de Paz ha reconocido que hubo algunas cosas que se pudieron "haber hecho mejor" como, por ejemplo, "el procedimiento legal de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP)", el cual "quedó muy engorroso".

Este organismo se encarga de impartir justicia respecto a aquellas personas que hayan estado involucradas en el conflicto armado de Colombia, bien sean miembros de las FARC o de la Fuerza Pública.

Pese a esto, Santos ha insistido en que el cuerpo del acuerdo "quedó muy completo" y que los problemas que hayan podido surgir al aplicarlo no son tanto del documento como "de la implementación y de que no ha habido un manejo eficaz".

Es por esto que también ha asumido el fallo de su propio Gobierno al "no haber acelerado las negociaciones" para así haber tenido tiempo de implementarlo "con más entusiasmo".

Por su parte, Duque ha remarcado que "hay que hablar siempre con la verdad" y que el proceso de paz desarrollado por su predecesor "es frágil". "No puede generarle urticaria a nadie, todos los procesos de paz en el mundo tienen esos elementos de fragilidad", ha añadido.

Además, el presidente ha puesto en valor la gestión de su Gobierno, bajo el cual, según él, se ha hecho más por la implementación de lo estipulado en el Acuerdo de Paz que en los 20 primeros meses desde la firma del documento.

"La paz no tiene dueño, ni le pertenece, ni es patrimonio político de una persona. La paz es un propósito nacional, y para alcanzar la paz se necesita legalidad, que haya cero impunidades y que entendamos que hay fragilidades y que hay que superarlas", ha apuntado.

Finalmente, ha criticado que al inicio de su mandato se encontró con que varios líderes de las FARC habían escapado de las prisiones, como el caso de alias 'Iván Márquez', y que ahora estos prófugos son quienes mandan en las disidencias.

"El frágil Acuerdo de Paz firmado en 2016 con el grupo terrorista FARC tiene hoy progresos significativos que permiten ver solidez en el proceso de reincorporación que están entrando en la legalidad, como lo ha comprobado Naciones Unidas", afirmó Duque durante su intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas.

OPERACIONES CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Respecto al problema que suponen el narcotráfico en Colombia, Santos ha admitido que el Acuerdo de Paz no logró encontrar soluciones que fuera definitivas para cortarlo de raíz, aunque ha matizado que "las FARC no querían" que este aspecto entrase en los puntos del documento.

"Las FARC no querían, pero les dije que era una línea roja, porque ellas hacían parte de ese negocio ilícito, que es la fuente de violencia en este país", ha apuntado Santos, quien ha añadido que también se incluyó un punto relativo a los cultivos "para sacar a la gente de la coca y ponerla a producir cosas legales".

"Eso se empezó a implementar con mucho éxito, porque Naciones Unidas verificó que la resiembra de esos campesinos no pasó del uno por ciento; estaba funcionando, aunque es un proceso costoso y engorroso", ha valorado.

En este sentido, ha criticado al Gobierno de Duque por haber afirmado que había erradicado cerca de 120.000 hectáreas de cultivo cada año pues, según Santos, el nuevo presidente entró al cargo con 180.000 hectáreas y "ahora hay más coca que antes". "No está fallando el acuerdo sino todo el engranaje de la lucha contra el narcotráfico", ha asegurado.

En su intervención ante Naciones Unidas, Duque apuntó hacia el narcotráfico como el principal enemigo de la paz y al resto de grupos armados que operan en Colombia, como las disidencias y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) como responsables de los asesinatos de líderes campesinos y ambientales, así como de los guerrilleros que se han acogido al acuerdo de paz.

Aún con todo, celebró que durante su Gobierno se han reducido el número de secuestros y homicidios y se haya llevado a cabo la eliminación de amplias áreas de cultivos ilícitos.

Contador