Actualizado 25/09/2012 10:07 CET

Colombia.- Santos asegura que "no hay mala voluntad" hacia Uribe, pero que le "frustra" que no entienda sus políticas

BOGOTÁ, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado que "no hay mala voluntad" hacia su antecesor en el cargo, Álvaro Uribe (2002-2010), al tiempo que ha reconocido que le "frustra" que no entienda las políticas de su Gobierno.

"No hay mala voluntad, pero me frustra que no entienda lo que estamos haciendo", ha dicho Santos respondiendo a la pregunta de un estudiante sobre su relación con Uribe, durante la conferencia celebrada este lunes en el Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad de Kansas.

Además, el mandatario ha defendido las políticas sociales y económicas que ha llevado a cabo su Gobierno y ha aseverado que estas conducirán al país iberoamericano hacia la prosperidad, según informa Caracol Radio.

Desde que Santos llegó a la Casa de Nariño, en agosto de 2010, las relaciones con Uribe se han enturbiado, a pesar de que fue el ex presidente quien, después de que la Corte Constitucional le prohibiera aspirar a un tercer mandato consecutivo, señaló a su ministro de Defensa como candidato presidencial del Partido de la 'U', al que ambos pertenecen.

Las críticas de Uribe se han endurecido desde que Santos anunció el pasado mes de agosto el inicio de un proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y abrió la puerta a la participación del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El ex presidente ha acusado a su sucesor en el cargo de ser "permisivo" con los terroristas y ha advertido de que el proceso de paz tendrá un "alto coste" para el país, ya que permitirá fortalecerse a los grupos armados, como han demostrado experiencias anteriores.

Asimismo, ha advertido en contra de la participación del presidente venezolano, Hugo Chávez, en el proceso de paz, aseverando que el líder socialista solamente intervendrá para adjudicarse el mérito de que sentó a negociar al Gobierno colombiano y a las guerrillas de cara a su eventual reelección.