Publicado 22/12/2013 18:15CET

Santos asegura que tiene "total tranquilidad" con su Gobierno

Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos
REUTERS

BOGOTÁ, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado que tiene "total tranquilidad" con su Gobierno, en respuesta a la acusación realizada por su antecesor, Álvaro Uribe, sobre los supuestos cargos y contratos dados irregularmente a diputados oficialistas.

"Recuerden que la Ley de Garantías me prohíbe hacer propuestas de campaña y hablar de lo que dicen otros candidatos. Pero sí les digo que tengo total tranquilidad en mi Gobierno", ha dicho en una entrevista concedida al diario colombiano 'El Espectador'.

Santos ha reaccionado así a la denuncia presentada el pasado viernes en el Congreso por el partido político de Uribe, Centro Democrático, según el cual "ha entregado 1.968 cargos y 597 contratos de prestación de servicios públicos a 164 congresistas" afines.

"Próximamente entregaremos una información completa sobre auxilios parlamentarios, a los que llaman 'cupos indicativos', por un valor aproximado de 2,5 billones de pesos colombianos", dijo Uribe en una rueda de prensa.

El ex dirigente indicó que los 'cupos indicativos' "serían un trueque de aporte entre el Gobierno y los diputados que no obedece a criterios de planeación ni de selección de prioridades". "Algunos diputados lo manejan honorablemente y otro roban", sostuvo.

De esta forma --denunció-- "se ha llegado al extremo de que un diputado vende a otro este 'cupo indicativo', apurando las contrataciones, que sería de donde estaría saliendo el presupuesto para las elecciones presidenciales del 2014".

URIBE VS SANTOS

Uribe es uno de los más críticos con el proceso de paz iniciado hace un año por el Gobierno de Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a pesar de que fue quien le encumbró a la Presidencia de cara a las elecciones de 2010.

Santos fue ministro de Defensa durante el Gobierno de Uribe (2002-2010), cargo desde el que llegó a convertirse en el ministro mejor valorado debido a su firme lucha contra las grupos armados ilegales que operan en el país iberoamericano.

Uribe intentó conseguir un tercer mandado consecutivo, pero la Corte Constitucional frustró sus aspiraciones y el líder conservador decidió pasar a Santos el liderazgo del Partido de la 'U' y apoyarle como candidato presidencial en las elecciones de 2010.

Tras su llegada al Gobierno, Santos --en un movimiento inesperado-- se desprendió de la herencia política de Uribe normalizando las relaciones diplomáticas con Venezuela, entonces presidida por Hugo Chávez, e iniciando un diálogo de paz con las FARC.