Actualizado 29/10/2012 13:23 CET

Colombia.- Santos asegura que Uribe trató de iniciar un diálogo con las FARC y el ELN que ahora critica

Presidente y expresidente intercambian críticas con motivo del congreso del Partido de la U

BOGOTÁ, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha rechazado este domingo las críticas de su predecesor en el cargo, Álvaro Uribe, al proceso de paz iniciado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y ha asegurado que el exmandatario trató "durante cinco años" de iniciar un diálogo de este tipo con esta guerrilla y con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Santos y Uribe han aprovechado el congreso del Partido de la U, al que ambos pertenecen, para continuar con su disputa personal que les ha llevado a distanciarse desde que el otrora delfín sucediera al expresidente.

"Yo vengo a esta asamblea como miembro de este partido, no vengo a un pugilato como un rufián de esquina a demostrar quién es el que manda en el barrio. Yo no vengo aquí con resentimiento ni con odios, no vengo con rencores, vengo como uno más de sus miembros, como todos ustedes", ha asegurado Santos al inicio de su intervención, con la que se ha cerrado el congreso.

"Yo no creo en los partidos hechos a la medida, que se acortan o se alargan al ritmo de las necesidades del caudillo o mandamás de turno", ha asegurado, subrayando que "es una doble moral venir a preparar debajo del poncho una puñalada contra la colectividad".

En este sentido, ha pedido a los diputados de su partido que rechacen en el Congreso el proyecto de ley que autorizaría el transfuguismo y que permitiría que algunos de sus actuales militantes se pasen a otros grupos, entre ellos el Puro Centro Democrático, el movimiento político creado por Uribe y sus más cercanos colaboradores, que podría convertirse en partido en un futuro.

"Me han acusado de ser un lobo con piel de oveja, lo cual es una gran y malintencionada falacia, que sólo puede estar inspirada en la soberbia", ha considerado Santos, que en ningún momento de su intervención se ha referido a Uribe expresamente.

PROCESO DE PAZ

En cuanto a las críticas de éste al proceso de paz y sus acusaciones en el congreso del partido de que había descuidado la seguridad del país, el presidente ha defendido que su Gobierno está continuando lo que ya inició el anterior.

"Durante cinco años estuvieron negociando entre Cuba y Caracas con el ELN y ahora dicen que cómo se va a hablar con el terrorismo (...) el gobierno anterior hizo lo imposible para iniciar este diálogo", ha subrayado Santos.

Según ha explicado y recoge la prensa colombiana, incluso se eligieron cuatro sitios donde se podrían llevar a cabo las conversaciones y se pidió a Brasil que actuara como garante e intermediario. Todo ello, según Santos, se hizo sin ninguna condición ni pedir el cese de los ataques y los secuestros.

"No entiendo por qué ahora que nosotros lo hacemos en unas condiciones muy favorables para el pueblo colombiano, dicen 'qué horror, están hablando con el terrorismo y de paz con impunidad'", ha lamentado.

Según Santos, el excomisionado de Paz y actual miembro del equipo negociador del Gobierno, Frank Pearl, fue testigo de los esfuerzos de Uribe por entablar el diálogo. "Él es testigo de que hizo lo imposible", ha señalado.

URIBE CARGA CONTRA EL GOBIERNO

Horas antes de la intervención del mandatario, había subido a la tribuna del partido Uribe quien, como se esperaba, aprovechó para criticar nuevamente el diálogo de paz entablado este mes por el Gobierno con las FARC.

Según Uribe, en los últimos dos años el Gobierno ha mostrado mayor interés en dialogar con los terroristas que en la seguridad. "Parecería ser que los golpes a cabecillas (de las FARC) han sido más el fruto de la voluntad de las Fuerzas Armadas que de la determinación política oficial", ha afirmado.

El expresidente ha denunciado, sin mencionar a Santos, que "la seguridad se ha deteriorado" y las FARC están obligando a los empresarios a "pagar una nueva modalidad de extorsión que el cinismo terrorista denomina 'Impuesto de Paz'".

"El terrorismo es experto en engañar ante los micrófonos y la televisión. Tratan de esconder el secuestro, delito más visible y escandaloso, y acrecientan la extorsión, delito menos visible, disimulable, y la cobran con explosivos", ha denunciado.