Actualizado 18/07/2012 4:49:31 +00:00 CET

Colombia.- Santos tilda de "inaceptable" el ataque indígena a la Fuerza Publica y pide una investigación judicial

BOGOTÁ, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha calificado de "inaceptable" el ataque de los indígenas del departamento de Cauca (suroeste) a la Fuerza Pública y ha considerado que debe ser investigado por las autoridades judiciales.

"Como presidente de todos los colombianos rechazo categóricamente dicha actitud. Lo que estamos viendo son hechos inaceptables que constituyen conductas penales y deben ser investigadas por las autoridades judiciales", ha dicho Santos en la reunión de la Comisión Nacional de Competitividad.

En concreto, ha considerado "inadmisible y condenable" lo ocurrido este martes, cuando alrededor de un millar de indígenas del municipio de Toribío han desalojado por la fuerza a los 200 uniformados desplegados en el campamento del cerro Berlín.

Santos ha destacado la respuesta pacífica de la Fuerza Pública ante las "agresiones y ofensas", "lo que la enaltece", al tiempo que ha advertido de que "todo tiene un límite". "Que nadie se equivoque. No vamos a permitir ataques contra quienes nos defienden", ha subrayado.

Así, ha instado a los indígenas a "reflexionar", recordando que "el Gobierno ha expresado su deseo de dialogar" y que ha demostrado su interés por los problemas de Cauca, ya que el Consejo de Ministros aprobó a semana pasada un plan regional dotado con 500.000 millones de pesos (228 millones de euros).

Además, ha reiterado que "la Fuerza Pública no abandonará ni un solo kilómetro de presencia en Cauca ni en el territorio nacional". "Nuestros militares y policías tienen la orden contundente y perentoria de no ceder ni un centímetro", ha indicado, según el Sistema de Información del Gobierno (SIG).

CRISIS DE SEGURIDAD

Desde hace varios días, cientos de indígenas de Toribío han desmantelado las bases del Ejército, de la Policía y de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a quienes acusan de promover la violencia en el municipio y el departamento.

La situación en Cauca empeoró hace una semana, cuando el Ejército radicalizó sus operaciones contra las FARC, después de que los guerrilleros lanzaran una de las peores ofensivas contra los militares que luchan contra el narcotráfico en la región.

El municipio más afectado por la violencia es Toribío, donde 3.000 personas han tenido que abandonar sus casas. Además, el Ejército ha sufrido varias bajas, entre ellas dos militares que murieron el pasado jueves al caerse el avión en el que viajaban a la altura del municipio de Jambaló.