Publicado 27/05/2021 22:06CET

Colombia.- El Senado colombiano tumba la moción de censura contra el ministro de Defensa por su gestión de las protestas

Protestas contra el Gobierno de Iván Duque en Bogotá.
Protestas contra el Gobierno de Iván Duque en Bogotá. - Sergio Acero/colprensa/dpa

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Senado de Colombia ha votado este jueves en contra de la moción de censura contra el ministro de Defensa, Diego Molano, presentada por un grupo de congresistas de la oposición por su gestión durante las protestas que desde hace un mes se vienen celebrando por todo el país, y en las que se han registrado al menos cinco muertos y centenares de denuncias contra labor policial.

La moción ha contado con 31 votos a favor, por 69 en contra, los de los senadores de Centro Democrático, Cambio Radical, Partido Conservador, y gran parte del Partido Liberal, formación que ha dado la sorpresa después de que su líder, César Gaviria, haya estado haciendo campaña a favor de la moción de censura.

Tras superar este primer escollo, Molano tendrá que enfrentarse a una próxima votación en la Cámara de Representantes, después de que el pasado lunes tuviera lugar el debate. Si bien se espera que salga nuevamente indemne, es posible que no llegue a celebrares, pues como marca la Constitución colombiana, "pronunciada una cámara sobre la moción, su decisión inhibe a la otra para pronunciarse".

Molano ha recibido el resultado como un "voto de confianza a las Fuerzas Armadas y al Ministerio de Defensa" y una "exhortación a avanzar y seguir protegiendo la tranquilidad y la libertad de millones de colombianos que no marchan" en una manifestaciones en la que la labor policial y de las autoridades ha sido ampliamente cuestionada tanto dentro como fuera del país.

Se trata del tercer ministro de Defensa del presidente, Iván Duque, en enfrentarse a una moción del Congreso tras Guillermo Botero y el finado Carlos Holmes Trujillo, quienes salieron airosos, aunque el primero optó por presentar su renuncia después de ser denunciado por segunda vez en apenas cuatro meses.

Las protestas que desde hace un mes comenzaron en varias ciudades de Colombia han dejado ya uno 50 fallecidos, la gran mayoría de ellos a manos de las fuerzas policiales, así como cerca de 600 heridos, más de 1.400 detenciones arbitrarias y una veintena de denuncias por abusos sexuales en comisarías.

Esta semana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha vuelto a insistir al Gobierno colombiano sobre la importancia de que se le permita una visita al país para evaluar la situación de Derechos Humanos y ha lamentado que desde el 14 de mayo se le ha estado poniendo trabas a su entrada.

Contador