Colombia.- Los sindicalistas colombianos denuncian nuevas amenazas de grupos paramilitares

Actualizado 16/06/2006 3:26:10 CET

BOGOTA, 16 Jun. (EP/AP) -

El sindicato de empleados hospitalarios, que registra 111 miembros asesinados desde el 2001, recibió nuevas amenazas esta semana mediante una carta que vuelve a poner en evidencia que Colombia es el país más peligroso para los trabajadores organizados, según un reporte internacional.

La misiva, escrita por el "brazo armado de las ex AUC", siglas de los grupos paramilitares desmovilizados, menciona nombres de varios líderes y miembros del sindicato, que coincidentemente son los mismos que el Ministerio del Interior protege, dijo la Asociación Nacional de Trabajadores Hospitalarios, Clínicas y Consultorios (ANTHOC).

De acuerdo con el texto divulgado, los ex paramilitares afirman que respaldarán al presidente Alvaro Uribe hasta que él lo considere necesario, pero que piensan "exterminar" a todos los "sindicalistas y comunistas que existan y entonces ocurrirá nuestra verdadera desmovilización".

"Son nuestro más próximo objetivo militar, en pie de guerra a sangre y fuego, viva la reelección del doctor Uribe. Colombia libre de comunistas", cierra el texto.

El secretario general de ANTHOC, Angel Salas, afirmó que tras este tipo de amenazas suelen producirse los asesinatos.

"Ahora que el Gobierno se prepara para hacer otra reestructuración que incluye cierre de hospitales y despido de trabajadores, nosotros nos hemos opuesto y vienen las amenazas", denunció Salas, quien es del puerto de Barranquilla, donde han ocurrido muchos asesinatos de sindicalistas.

Salas, que desde hace seis años se refugió en busca de seguridad en esta capital, atribuyó los crímenes a paramilitares.

La amenaza coincidió con la visita de Uribe a Estados Unidos, donde el más grande sindicato de ese país, AFL-CIO, presentó un informe que señaló a Colombia como el país más mortífero "del mundo para los sindicalistas" y dijo que en esta nación sudamericana se "violan los principios más elementales" de los trabajadores.

El informe puede influir en el debate para la aprobación del tratado de libre comercio entre los dos países.

El presidente de AFL-CIO, John J. Sweeney, aseguró que 4.000 sindicalistas fueron asesinados en los últimos 20 años en Colombia al extremo que cada año mueren aquí "más activistas sindicales que en todos los demás países del mundo combinados".

Uribe calificó el informe de desactualizado. "Nosotros quisiéramos decirle al mundo que ya no hay asesinatos de integrantes de organizaciones sindicales, pero todavía el año pasado se presentaron 14 y este año van cinco. No estamos contentos, pero nuestra lucha no ha sido estéril", dijo.