Actualizado 08/11/2006 23:28:36 +00:00 CET

Colombia.-Los sindicatos convocan un paro de los trabajadores públicos contra las nuevas medidas económicas del Gobierno

BOGOTÁ 8, (EUROPA PRESS)

Las principales centrales obreras, partidos opositores y una confederación de movimientos sociales y populares convocaron hoy a un paro del sector estatal y anunciaron manifestaciones para mañana, jueves, en las principales ciudades de Colombia para rechazar las reformas económicas promovidas por el Gobierno.

La protesta se centrará en la manifestación de rechazo contra de la Ley de transferencias, la reforma tributaria, el TLC y la privatización parcial, del 20 por ciento, de la petrolera estatal Ecopetrol. Además los sindicatos también repudian las transferencias que el Gobierno central hace a los departamentales y denunciarán nuevas 'astucias' para despedir empleados públicos.

El cese de actividades fue convocado por la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, y la Confederación General de Trabajadores, CGT por 24 horas, según afirma la emisora de radio 'Radio Caracol'.

"Son problemas que tienen que ver con la inmensa mayoría de los colombianos, son problemas de políticas sociales y económicas que los golpean", declaró el vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fabio Arias.

La convocatoria está dirigida a medio millón de trabajadores estatales del sector de servicios y por lo menos un millón de manifestantes más que participarán en marchas organizadas en las principales capitales del país. Arias dijo que los trabajadores sindicalizados del Sena, Bienestar Familiar, Fecode, Contraloría, Ecopetrol, del sector hospitalario, entre otros, ya confirmaron su participación en la jornada.

"La agenda del Congreso gira alrededor de estos temas. Queremos llamar la atención del Congreso y del país porque todo esto lo está aprobando el Congreso empujado por (el presidente Álvaro) Uribe y su bancada uribista" mayoritaria, expresó el dirigente sindical.

El sindicalista expresó que no temen represalias o sanciones contra los trabajadores por sumarse al paro pues "ya estamos acostumbrados, sabemos de esos riesgos... no vamos a renunciar a ese espacio democrático así".

Las autoridades, por su parte, comunicaron que implantarán los pertinentes dispositivos de seguridad para garantizar el normal desarrollo de las protestas.