Colombia.- Unicef expresa su satisfacción con la nueva ley de la infancia en Colombia

Actualizado 05/09/2006 4:56:30 CET

BOGOTÁ, 5 Sep. (EP/AP) -

El representante de la UNICEF en Colombia, el norteamericano Paul Martin, declaró el lunes que su organización está satisfecha con la nueva ley de infancia aprobada por el congreso al considerar que armoniza con el derecho internacional.

"El rol de UNICEF es analizar la legislación nacional con la óptica de la convención internacional, esta nueva ley es consonante con la legislación internacional", precisó Martin en una rueda de prensa.

La ley de infancia fue aprobada por el congreso colombiano la semana pasada. Ahora cumple un trámite de conciliación entre el senado y la cámara para ser sancionada posteriormente por el presidente Alvaro Uribe.

Según Martin, Colombia era el último país de América Latina que debía renovar sus leyes con relación a la niñez y adolescencia. Colombia cuenta con una población de más de 17 millones de niños y adolescentes, según el último censo celebrado en 2005.

La ley deja claro que los menores no pueden trabajar antes de los 15 años. La pobreza extrema de miles de familias colombianas obliga a que muchos menores deban colaborar en el sustento de la misma. Se calcula que cerca de 1,5 millones de menores de edad laboran en

También se aprobaron normas que permiten los procesos de penalización a jóvenes que incurran en conductas delictivas. Podrán ser juzgados y perder su libertad a partir de los 16 años, hasta ahora la justicia aplicaba la norma a partir de los 18 cuando se es mayor de edad en Colombia.

Sin embargo, la ley permitirá iniciar investigaciones y aplicar otro tipo de sanciones a partir de los 14 años. El antiguo código del menor permitía iniciar este tipo de procesos desde los 12 años.

Se aprobó, entre otras normas, someter a escarnio público a los abusadores de menores de edad, sus nombres y fotografía serán publicados por los medios de comunicación. Los agresores no podrán acceder a ningún beneficio contemplado por la ley penal.

"No es una ley perfecta, ninguna ley es una ley perfecta, pero eso mejorará para el siglo XXI", señaló el funcionario de la UNICEF.