Colombia.- Uribe acusa a las FARC de "calumniar" a su familia en el arranque de los contactos con el Gobierno

Actualizado 19/10/2012 1:53:43 CET

BOGOTÁ, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El expresidente colombiano Álvaro Uribe ha acusado este jueves a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de "calumniar" a su familia al mentir sobre las propiedades de los hijos del antigua mandatario, convertido en una de las voces más críticas con el proceso de paz que ha arrancado en Oslo.

"El secuestrador vuelve y miente. Mi familia no tiene un centímetro de tierra en los Llanos Orientales. Toda nuestra empresa agropecuaria es en el Ubérrimo, en Córdoba", ha declarado Uribe en respuesta a unas palabras del guerrillero Iván Márquez en rueda de prensa.

Uribe ha enmarcado esta supuestas mentiras en "lo que han hecho estos secuestradores toda la vida". Así, les ha acusado de "maltratar al pueblo colombiano, calumniar y hacer la apología del delito", según declaraciones recogidas por la emisora Caracol Radio durante la presentación de su libro en Medellín.

El expresidente ha criticado que su sucesor en el cargo, Juan Manuel Santos, no haya exigido un alto el fuego para sentarse a negociar, al tiempo que ha alertado en contra de decisiones políticas que, en la práctica, equivalgan "a la amnistía y al indulto". Crearían, a su juicio, "un fenómeno de impunidad que se opone al perdón".

Uribe no ha ocultado su malestar por el proceso de paz que se trasladará de Oslo a La Habana y dentro del cual se tratarán diversas cuestiones. Para el expresidente, hay temas "importantes" que no se pueden discutir con un "grupo narcoterrorista" como el desarrollo rural o la lucha contra el tráfico de drogas.

El predecesor de Santos también ha sugerido que, en la situación actual, el diálogo con las FARC es "más fácil" gracias a la pérdida de efectivos que la guerrilla sufrió durante la Administración de Uribe y que le ha dejado "diezmada". "Cuando nosotros iniciamos el Gobierno las FARC tenían unos 30.000 integrantes (...), la Inteligencia militar al término de nuestro Gobierno señaló que esos hombres se habían reducido a unos 6.800, un descenso muy pronunciado", ha apostillado.