Colombia.- Uribe insta a las FARC a iniciar diálogos tras la desmovilización de los paramilitares

Actualizado 12/02/2006 15:28:12 CET

BOGOTA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, exhortó a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a participar en diálogos de paz una vez quede desmontada la estructura de los escuadrones paramilitares.

La invitación la hizo el mandatario en la población de La Mesa, en el departamento de Cundinamarca, donde se reunió el consejo comunal de Gobierno que encabeza los fines de semana en un sitio distinto.

Las FARC, la mayor guerrilla del país, aseguran que no negociarán mientras sea presidente Uribe, cuyo Gobierno está por terminar las conversaciones con el grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), de más de 20.000 integrantes.

Uribe señaló que las FARC han vivido bajo varios "engaños", como el de que los escuadrones paramilitares de derecha son promovidos por el Estado. Sin embargo, recordó que, durante sus casi cuatro años de su administración, "han sido dados de baja" 1.500 paramilitares y se han desmovilizado más de 13.000.

"El paramilitarismo nace de falta de Estado y de gobiernos, no de intención de Estado o de gobiernos", expresó el presidente añadiendo que, a su juicio, "lo claro es que este Gobierno ha combatido el paramilitarismo como a la guerrilla, que ahí hay unos resultados efectivos y que estamos en la víspera de que la estructura paramilitar de Colombia desaparezca".

Por ello les preguntó a las FARC si "están listos para hacer un proceso de paz serio, con las instituciones gubernamentales y con el pueblo". Aseguró que el Gobierno tiene "toda la diligencia, toda la energía, toda la determinación, toda la disposición, para enfrentar bandidos y toda la disposición para hacer la paz".

"Si son consecuentes, que se apresten a hacer la paz. Todo lo que han venido reclamando históricamente para tratar de explicar su acción terrorista ha venido desapareciendo de los hechos como razón", subrayó el jefe del Estado.