Colombia.- Uribe pide "máxima prudencia" a los ministros y funcionarios colombianos cuando hablen de países vecinos

Actualizado 22/03/2007 14:09:50 CET

BOGOTÁ, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, pidió hoy a los ministros y funcionarios que tengan "máxima prudencia" cuando se refieran en sus declaraciones a países vecinos para evitar controversias como la ocurrida esta semana con Venezuela.

El pasado martes, el ministro colombiano de Exteriores, Fernando Araújo, dijo que durante su secuestro de seis años constató que Hugo Chávez es un gran referente de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por la "admiración" que le tienen y porque se sienten "identificados" con el proyecto político que desarrolla en su país, informa la emisora local 'RCN'.

Así pues, Uribe difundió un comunicado anoche, después de que el Gobierno venezolano rechazara estas declaraciones calificándolas de "inconvenientes", en el que "reitera que la fraternidad y el respeto que debe regir la relación con países hermanos requiere de la máxima prudencia de todos los funcionarios del Gobierno".

Pero el Ejecutivo venezolano también rechazó las afirmaciones del ministro colombiano del Interior, Carlos Holguín, "quien en una entrevista al diario 'El Tiempo' ataca de manera deliberada al proceso democrático venezolano".

"Las declaraciones del ministro constituyen una intromisión en los asuntos internos de nuestro país, al calificar indebidamente la naturaleza del sistema democrático que impera en Venezuela, construido mediante elecciones transparentes avaladas por toda la comunidad internacional", apunta el comunicado del Ministerio de Exteriores de Venezuela.

Además, expresó que este país ha sido "sorprendido por las declaraciones de dos ministros" quienes "en distintos escenarios arremetieron contra la democracia venezolana y contra el presidente Hugo Chávez", indicó el documento.

También indicó que los pronunciamientos de ambos ministros "le hacen un gran daño a la voluntad política expresada" por Chávez y Uribe de "mantener las mejores relaciones". El Gobierno venezolano indicó que no quiere "pensar ni suponer que desde el propio Gobierno de Colombia se pretenda disparar contra el presidente Chávez para convertirlo en un factor de la política interna de Colombia sobre todo a propósito del proceso electoral que este país vivirá en los próximos meses".