Uribe reprocha a Santos que ahora "se ponga guapo": "La paz no se consigue consintiendo a terroristas"

Álvaro Uribe
REUTERS
Actualizado 10/01/2018 23:46:13 CET

BOGOTÁ, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe ha reprochado este miércoles a su sucesor, Juan Manuel Santos, que "se ponga guapo" a estas alturas del proceso de paz suspendiendo el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en respuesta a un ataque de la guerrilla contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas.

"Se puso guapo y mandó a que la delegación de diálogo del Gobierno regresara (...) Valiente gracia ponerse guapo a esta altura", ha dicho en una declaración a la prensa.

Uribe ha confesado que no le sorprenden "estos actos terroristas porque, cuando un Gobierno es tan débil y trata al terrorismo con impunidad, ellos abusan, saben que nada les va a pasar".

"La paz no se consigue consintiendo a los terroristas", sino con "autoridad y generosidad", ha sostenido. "Primero la autoridad y después la generosidad. Aquí no ha habido autoridad, aquí ha habido solamente generosidad", ha lamentado.

Uribe es uno de los principales detractores del proceso de paz que Santos ha emprendido con las FARC, con quienes ya ha firmado un acuerdo, y con el ELN. Centro Democrático, su partido político, ha amenazado con revertir el proceso si gana las elecciones presidenciales y parlamentarias de este año.

SUSPENSIÓN DEL DIÁLOGO

A medianoche del 9 de enero (hora local) se extinguió el alto el fuego que entró en vigor el 1 de octubre y que constituía el mayor logro hasta la fecha del diálogo de paz que comenzaron el año pasado en la capital ecuatoriana Gobierno y ELN para completar la paz firmada en 2016 con las FARC.

Las partes expresaron su disposición a renovar el cese de hostilidades días antes de que expirara. El Gobierno confiaba en que se prorrogara automáticamente pero el ELN insistió en la necesidad de que para pactar otra tregua bilateral debían renegociarse las condiciones.

La segunda guerrilla de Colombia ha retomado este miércoles sus atentados contra uno de sus objetivos habituales: el oleoducto Caño Limón-Coveñas. Una bomba ha explotado a la altura de la vereda Volcán Blanco, ha contado el coronel Javier Giraldo a Caracol Radio. Ecopetrol ha activado un plan de contingencia para evitar un vertido de crudo.

Así las cosas, Santos ha ordenado al jefe de la delegación gubernamental en Quito, Gustavo Bell, "que regrese de inmediato para evaluar el futuro del proceso de paz". Además, ha ordenado a las Fuerzas Armadas "actuar con contundencia". "A la paz se llega con voluntad y hechos concretos, no solo con palabras", ha enfatizado.

Santos se ha reunido durante dos horas con la cúpula militar para determinar la nueva estrategia contra el ELN. Al término de la misma, el vicepresidente, Óscar Naranjo, ha confiado en que "el ELN escuche el llamado de los colombianos y cese los actos violentos (...) para avanzar en un diálogo que permita llegar a un acuerdo definitivo".

Por su parte, el jefe negociador del ELN, 'Pablo Beltrán', ha reiterado en una entrevista concedida a Blu Radio tras la alocución de Santos que el grupo armado quiere pactar una nueva tregua y ha explicado que el ataque se debe a que la guerrilla está en "orden defensivo" porque el Gobierno ha anunciado "que se van a retomar las ofensivas".

Esta es la peor crisis que sufre el diálogo de paz, justo cuando estaba previsto que la mesa de negociaciones retomara sus funciones en la capital ecuatoriana. Se esperaba que la incorporación de Bell imprimiera un nuevo ritmo, después de un año marcado por los desacuerdos públicos.

ALERTA DE VIAJE

En este contexto, Estados Unidos ha emitido este miércoles una alerta de viaje para Colombia señalando al crimen organizado y al terrorismo como causas.

En concreto, ha advertido de que el ELN "sigue planeando ataques" que podrían dirigirse contra objetivos turísticos, así como contra núcleos de transporte, centros comerciales y otros lugares de ocio o eventos masivos.

La alerta se refiere en concreto a los departamentos de Arauca, Cauca, Chocó, y Norte de Santander, de acuerdo con el comunicado del Departamento de Estado.