Actualizado 22/06/2010 19:25 CET

Colombia.- El vicepresidente electo insta a las FARC y al ELN a pedir "perdón" a los colombianos por la violencia

BOGOTÁ, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente electo, Angelino Garzón, instó este martes a las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) a pedir "perdón" a todos los colombianos por la violencia que han promovido en las últimas décadas dejando miles de víctimas.

En declaraciones a la cadena Telesur, Garzón advirtió de que el Gobierno de Juan Manuel Santos, que asumirá el poder el próximo 7 de agosto, mantendrá la "política de seguridad democrática" centrada en la "lucha contra los grupos armados ilegales" como la guerrilla, los paramilitares, los cárteles de la droga o bandas emergentes.

De esta manera, el futuro vicepresidente hizo un llamamiento a los subversivos a que, de manera incondicional, liberen a todas las personas que mantienen secuestradas, así como el cese de esas prácticas que son un delito de lesa humanidad que viola los Derechos Humanos".

"Estamos pidiendo a la guerrilla de las FARC y a la guerrilla del ELN que tomen la decisión más revolucionaria, que es ser capaces de pedirle perdón a la población, y ser capaces de manifestar públicamente que esa violencia no tiene sentido", insistió.

Santos, quien ganó los comicios del pasado domingo con el 69 por ciento de los votos, ha prometido dar continuidad a las políticas del mandatario saliente, Álvaro Uribe, en asuntos como la lucha contra los grupos subversivos y la delincuencia en las ciudades. "Todos los caminos que permitan consolidar un escenario de paz, de perdón y reconciliación nacional, los vamos a hacer", aseveró Garzón.

Durante la gestión de Santos, las fuerzas de seguridad continuarán con los operativos militares contra la guerrilla, los paramilitares y las bandas emergentes, enfatizó el vicepresidente electo, en caso de que los subversivos no dejen las armas y desistan de los actos violentos y el secuestro.

Garzón explicó que durante los próximos cuatro años como vicepresidente será el responsable de ejecutar una política integral para fomentar el respeto a los Derechos Humanos, reducir el índice de pobreza en Colombia --que supera el 50 por ciento-- y facilitar los vínculos entre el Gobierno de Santos con las autoridades regionales.

"Habrá una política de diálogo permanente, y de voluntad de construir acuerdos con las organizaciones de Derechos Humanos y con las diversas expresiones de la sociedad civil que tienen que ver con los Derechos Humanos así como también habrá una política de diálogo en estos temas con la comunidad internacional", precisó.