Publicado 03/03/2020 18:59:49 +01:00CET

Colombia.- Las víctimas acusan a los ex guerrilleros de las FARC de "maquillar la verdad" en la JEP

Bandera de las FARC (Imagen de archivo)
Bandera de las FARC (Imagen de archivo) - GETTY IMAGES / MARIO TAMA - Archivo

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las víctimas de secuestro de las FARC han realizado cerca de 300 observaciones a los testimonios de los ex guerrilleros ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), denunciando que, en general, han intentado "maquillar la verdad" sobre los "vejámenes" a los que sometían a sus rehenes.

La JEP, la justicia transicional diseñada por el acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, ha iniciado su trabajo con el 'Caso 01', sobre secuestro, con un total de 1.098 víctimas acreditadas.

Los ex guerrilleros de las FARC, incluidos antiguos líderes, han dado su versión sobre estos secuestros en la Sala de Reconocimiento de la JEP, si bien 700 víctimas consideran que lo declarado no se ajusta a la realidad y por ello han presentado 272 observaciones.

"La mayoría de las observaciones corresponden a desacuerdos con lo afirmado por los miembros de la extinta guerrilla de las FARC sobre el trato que recibían las víctimas", ha informado la JEP en un comunicado.

"Los temas recurrentes", ha detallado, "son las afectaciones a la integridad física y psicológica sufridas durante el cautiverio por los malos tratos, como los reportados por Ingrid Betancur", ex candidata presidencial que pasó seis años secuestrada hasta que fue rescatada en la 'Operación Jaque'.

Las víctimas también han denunciado "el hambre constante, las marchas sin compasión por el estado físico de los cautivos, el ser observados incluso al hacer sus necesidades físicas, ser objetos de burla e insultos de manera constante, y la falta de comunicación con sus familiares", así como casos de violencia sexual.

Por otro lado, han reprochado a los ex guerrilleros que no respondieron a todas las preguntas realizadas y "el modo en el que se hacen las versiones, como el tono de voz o la manera de referirse a las víctimas", apreciando una "falta de compasión en las expresiones utilizadas".

Igualmente han querido rebatir la afirmación de que "los campesinos apoyaban a las FARC, cuando en realidad durante mucho tiempo estuvieron obligados por la fuerza de las armas y la amenaza del castigo".

Con todo ello, las víctimas han estimado que "los miembros de la extinta guerrilla no reconocen ni aportan verdad suficiente sobre los vejámenes que padecieron" los rehenes, sino que "siguen un libreto que tiene la intención de 'maquillar la verdad' sobre los secuestros cometidos".

La JEP ha ampliado hasta el 20 de marzo el plazo para presentar observaciones para que otras 60 víctimas, incluida Betancur, puedan hacer las suyas y convocará a todas las víctimas a "ampliaciones orales" entre abril y mayo. Al mismo tiempo, ha aclarado, "continuará con las versiones colectivas de los ex miembros de las FARC".

"La Sala de Reconocimiento culminará su labor de contrastación con la práctica de pruebas en los temas en los que persistan contradicciones y vacíos antes de llegar a una conclusión sobre cuál es el aporte a la verdad plena de los ex jefes de la guerrilla en el 'Caso 01'", ha recordado.

La JEP, que se aplica a todos los actores del conflicto armado, ya sean ex guerrilleros, agentes del Estado o "terceros", ofrece sanciones alternativas y penas menores de cárcel a quienes digan la verdad sobre los crímenes cometidos. A los demás les reserva 20 años de prisión.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Coronavirus.- República Checa prorroga hasta el 11 de abril las medidas contra el coronavirus

  2. 2

    Coronavirus.- Maduro dice que Venezuela ya ha entrado en la fase de "casos comunitarios"

  3. 3

    Coronavirus.- Perú aprueba una ley que exime de responsabilidad penal a militares y policías

  4. 4

    Coronavirus.- República Dominicana anuncia medidas para ayudar a las familias vulnerables por el coronavirus

  5. 5

    Coronavirus.- Bélgica cuenta 513 muertes y 11.899 positivos por coronavirus y apunta una desaceleración en contagios