Publicado 03/07/2024 10:09

Colonos lanzan piedras y cócteles molotov a las fuerzas de Israel durante evacuación de un asentamiento en Cisjordania

Archivo - Un israelí en un asentamiento de Jerusalén Este
Archivo - Un israelí en un asentamiento de Jerusalén Este - NIR ALON / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de colonos ha atacado este miércoles con piedras y cócteles molotov a las fuerzas de seguridad de Israel durante un proceso de evacuación y demolición de un asentamiento en Cisjordania situado cerca de la localidad de Ramala, sin que por ahora haya informaciones sobre víctimas.

Según las informaciones recogidas por el diario israelí 'The Times of Israel', algunos de los colonos han intentado evitar su evacuación metiendo las piernas en cemento fresco y han quemado ruedas de vehículo para intentar impedir la entrada de las fuerzas de seguridad en el lugar.

Sin embargo, tras la demolición de las seis estructuras levantadas en el lugar, las tensiones han repuntado y varios encapuchados han lanzado cócteles molotov y piedras, una de las cuales ha roto una ventana de un vehículo de la Administración Civil.

El organismo, parte de las autoridades de Israel y que gestiona asuntos civiles en la Cisjordania ocupada, ha especificado que el asentamiento fue levantado en tierras privadas palestinas, motivo por el que ya ha sido demolido en varias ocasiones en el pasado. Todos los asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este son ilegales según el Derecho Internacional, si bien Israel distingue entre aquellos a los que ha concedido permiso y a los que no.

Fuentes de seguridad citadas por el diario israelí 'Haaretz' han afirmado que se ha tratado de "un inusual esfuerzo de evacuación encabezado por la Administración Civil después de que las órdenes de evacuación no se hayan aplicado en el lugar desde hace más de dos años".

Asimismo, han argumentado que "ante los últimos ataques terroristas que han emanado de este asentamiento, acciones que podrían llevar a una desestabilización de la zona", se ha optado por ordenar la evacuación del lugar, en pleno repunte de las tensiones y los ataques por parte de colonos contra palestinos residentes en Cisjordania.

Estos incidentes se enmarcan en un repunte de la violencia en la zona desde 2023, recrudecido tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y otras milicias palestinas, que se saldaron con alrededor de 1.200 muertos y cerca de 240 secuestrados, según las autoridades israelíes.

Desde entonces, las autoridades de Gaza, controladas por el grupo islamista, han denunciado más de 37.900 muertos a causa de la ofensiva israelí, a los que se suman más de 560 palestinos muertos en Cisjordania y Jerusalén Este, entre ellos cerca de 140 menores, en operaciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad de Israel y en ataques perpetrados por colonos.

Contador