Actualizado 08/06/2015 22:30 CET

Comienzan las protestas en Argentina un día antes de la huelga

Huelga en Argentina
Foto: REUTERS

BUENOS AIRES, 8 Jun. (Notimérica) -

   Uno de los sindicatos que convoca a huelga para este martes en Argentina comienza las protestas con una concentración y una marcha en plena avenida 9 de Julio en la tarde de este lunes.

   A partir de las dos de la tarde, el sector opositor de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), dirigido por el sindicalista Pablo Micheli, se concentrará en el obelisco situado en la avenida 9 de Julio de Buenos Aires y marchará hacia el Ministerio de Trabajo.

   Esta protesta se produce varias horas antes de que empiece el paro general convocado desde la Confederación de Trabajadores del Transporte y al que se sumaron una gran cantidad de sindicatos descontentos con el Gobierno argentino, como la CTA de Micheli o los sectores opositores de la Confederación General del Trabajo (CGT).

   La del martes será la quinta huelga general que los sindicatos han convocado durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, quien sin embargo cuenta también con el apoyo de los sectores oficialistas de varios sindicatos.

   La última huelga fue la del 31 de marzo pasado, que tuvo un gran seguimiento, ya que los transportes no funcionaron, tal y como se prevé que ocurra este martes, aunque en principio muchos comercios estarán abiertos, siempre y cuando no se vean afectados por la huelga de transporte o piquetes.

   Al término de aquella huelga, los sindicatos ya habían amenazado con realizar otro paro, uno de 36 horas, en caso de que sus reclamos no fueran escuchados. Sin embargo, finalmente decidieron no extender la huelga y su duración será de 24 horas.

   En el centro de los reclamos sindicales se encuentran las negociaciones salariales, que este año se han alargado durante varios meses y han provocado diversas huelgas sectoriales por la falta de acuerdo.

   De hecho, una gran queja fue que el Gobierno decidió poner topes al reclamo que los sindicatos podían solicitar, así que los gremios piden la no intervención estatal en las negociaciones y también la reducción de impuestos como el Impuesto a las Ganancias y el IVA, actualmente en un tipo único del 21 por ciento.

   Además de los paros de los distintos gremios, durante el día de la huelga se espera que se produzcan numerosos cortes de calles y carreteras, especialmente en los accesos a Buenos Aires, organizados por partidos y asociaciones de izquierda, como el Movimiento Socialista de Trabajadores o el Frente de Izquierda.