Actualizado 24/10/2015 14:06 CET

Comisión del Congreso brasileño aprueba informe que exime de irregularidades a Petrobras

Foto de Rousseff
Foto: UESLEI MARCELINO / REUTERS

RIO DE JANEIRO, 24 Oct. (Reuters/EP) -  

  Un informe final aprobado por una comisión del Congreso brasileño responsabiliza a los proveedores y a empleados deshonestos de los actos de corrupción dentro de la petrolera estatal Petrobras, en vez de a políticos o a la propia empresa.

   El informe no cuestiona la actuación de ningún político, ni siquiera a los vinculados estrechamente con Petrobras, como la presidenta, Dilma Rousseff, que era la presidenta del directorio de la petrolera cuando se produjeron gran parte de los actos ilícitos.

   El texto tampoco menciona al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien es investigado por la Policía y la Fiscalía brasileña por presuntos actos de corrupción.

   Rousseff, que podría tener que enfrentarse a un juicio político, no ha sido acusada por la Policía ni la Fiscalía de ningún acto criminal.

   El informe, que se divulga tras ocho meses de investigaciones y que fue aprobado por una votación de 17 contra 9, con una abstención, también niega que existiera una "corrupción institucional" en Petrobras.

   El texto final cuestiona el manejo de la Policía y los fiscales de la investigación, conocida como 'Lava Jato', y el uso de "un exceso" de ofertas de reducción de sentencias de los imputados a cambio de confesiones. Según el informe, no hubo pruebas de que se desviara dinero de proyectos de Petrobras hacia políticos.