Publicado 30/09/2020 15:29CET

La comisión electoral publica el censo definitivo de cara a las polémicas presidenciales de octubre en Costa de Marfil

C.Marfil.- La comisión electoral publica el censo definitivo de cara a las polém
C.Marfil.- La comisión electoral publica el censo definitivo de cara a las polém - 2018 GETTY IMAGES / POOL - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La comisión electoral de Costa de Marfil ha publicado el censo definitivo de cara a las polémicas presidenciales del 31 de octubre, en las que el presidente, Alassane Ouattara, buscará un tercer mandato en medio de las denuncias de la oposición sobre la inconstitucionalidad de su candidatura.

El portavoz de la Comisión Electoral Independiente (CEI) marfileña, Émile Ebrottié, ha detallado que cerca de 7,5 millones de electores figuran en la lista, incluidos cerca de 98.000 en el extranjero, tal y como ha recogido el diario 'Fraternité Matin'.

Así, ha señalado que se trata de "una cifra récord" y ha "renovado su gratitud" a la población y los partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil y socios técnicos y financieros extranjeros por "el acompañamiento en la celebración del proceso electoral".

Ebrottié ha manifestado que la cifra final de electores es un 13,6 por ciento más elevada que en los anteriores comicios, por lo que las autoridades han introducido nuevos colegios electorales para facilitar el proceso. Asimismo, ha confirmado que la CEI ha recibido 13.307 reclamaciones respecto a la composición del censo.

La publicación del censo por parte del organismo supone un paso más de cara a la celebración de los comicios, después de la publicación de la controvertida lista de candidatos aceptados para la votación, en la que está incluido Ouattara y en la que no figuran importantes opositores como el expresidente Laurent Gbagbo y el antiguo primer ministro y expresidente del parlamento Guillaume Soro.

El Tribunal Constitucional falló finalmente a favor de permitir la candidatura de Ouattara, quien dio marcha atrás en su decisión no presentarse y quien finalmente concurriría a las urnas tras el fallecimiento del primer ministro y hasta entonces candidato gubernamental, Amadou Gon Coulibaly.

La decisión del tribunal tuvo lugar pese a las denuncias de la oposición sobre una violación de la Carta Magna, argumentando que las enmiendas de 2016 ponían su contador a cero. Por su parte, el Tribunal Africano de Derechos Humanos y de los Pueblos (TADHP) falló el 25 de septiembre a favor de que Gbagbo pueda concurrir a las urnas.

Ante esta situación, el expresidente Henri Konan Bedié, cuya candidatura sí ha sido aceptada, hizo la semana pasada un llamamiento --al que se ha sumado gran parte de la oposición-- a la desobediencia civil para intentar evitar un tercer mandato de Ouattara.

El representante especial de la Secretaría General de la ONU para África Occidental y Sahel, Mohamed ibn Chambas, hizo el lunes un llamamiento a favor de "preservar la unidad y la paz" en Costa de Marfil de cara a las presidenciales.

Así, incidió en que la ONU apoya unas presidenciales "pacíficas, inclusivas, transparentes y creíbles", en línea con las declaraciones formuladas en agosto por el secretario general del organismo internacional, António Guterres, tras la represión de las protestas contra la intención de Ouattara de buscar un tercer mandato.

Muchos marfileños temen que otra polémica electoral pueda conducir a una nueva oleada de violencia como la registrada tras los comicios de 2010, cuando Gbagbo se negó a reconocer la victoria de Ouattara, que remachó una década turbulenta en la que Costa de Marfil tiró por tierra años de avance próspero y estable.

Contador