Actualizado 30/09/2015 20:30:01 +00:00 CET

Comisión investigadora del caso Caval concluye con polémica su trabajo

   SANTIAGO, 30 Sep. (Notimérica) -

   La Comisión Investigadora del 'caso Caval' en el que está implicada la nuera de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y su hijo, Sebastián Dávalos, concluirá este miércoles, 30 de septiembre, sus trabajos, al haberse opuesto la Cámara de Diputados a prorrogar por 30 días más sus funciones.

   El diputado del Partido Socialista (PS) Osvaldo Andrade, quien no dio la unanimidad requerida para aprobar por segunda vez la extensión en 30 días del plazo de la Comisión Caval, defendió su postura porque, a su juicio, el tiempo que ha dispuesto dicha instancia "es más que suficiente para emitir un informe y por eso no di la unanimidad".

   "La comisión tuvo un plazo para trabajar y generar un informe. Yo respaldé la primera prórroga en su momento, pero pedir 30 días más me parece un exceso", agregó.

   Andrade dijo además que "el Partido Socialista ha tenido una sola una línea, donde siempre hemos estado por investigar todo. De hecho, fuimos los únicos en querellarnos y hemos sido los únicos que han expulsado a militantes justamente por el caso Caval", afirmó.

   Por el contrario, el también diputado socialista, e integrante de la comisión investigadora, Juan Luis Castro, planteó que hay antecedentes que hacen necesario extender el período de funcionamiento de dicha instancia.

   "Se ha abierto una nueva arista, porque resulta inverosímil que el señor Cristián Riquelme diga que no sabía que Juan Díaz estaba involucrado en este caso y queremos saber porqué recibió a esta persona en La Moneda, sin informarle a nadie. Para conocer estos y otros antecedentes creemos necesario prorrogar el mandato de la comisión", sostuvo.

   El parlamentario añadió que le llama la atención que "algunos no quieran seguir investigando. Aquí la lógica debe ser llegar hasta el final y por eso estamos pidiendo un mayor plazo acotado", dijo Castro.

   Por su parte, los diputados de Renovación Nacional e integrantes de la instancia, Marcela Sabat y Diego Paulsen, defendieron la investigación que se ha llevado a cabo.

   "EN LA MONEDA SABÍAN DEL CASO CAVAL".

   "Hemos hecho una investigación transversal, exhaustiva y responsable en la Comisión Investigadora Caval", señaló la diputada Sabat, quien también remarcó los antecedentes que vinculan al administrador de La Moneda con este caso.

   "Ayer (lunes) explotó otra bomba y hoy día lo que quieren es simplemente evitar que nosotros continuemos investigando para blindar a la presidenta Bachelet. Miedo a qué tienen, ¿a que sigamos descubriendo irregularidades explícitas como las de ayer?, porque ya todos los chilenos saben que en La Moneda sabían del caso Caval. Ayer así lo ratifica el administrador presidencial", señaló.

   La parlamentaria añadió que Juan Díaz, considerado el principal operador del caso Caval, "le explica la deuda que tiene la nuera de la presidenta al administrador presidencial. Si eso no es influenciar a los altos poderes en los altos cargos, entonces ¿de qué estamos hablando?. Acá hay corrupción, no dejemos eso de lado", afirmó.

   Por su parte, el diputado Diego Paulsen señaló, molesto, que se intenta trabar la investigación y que no se puede dejar esto a medio camino.

   "Aquí se quiere blindar a la presidenta de la República, al hijo de la presidenta, a la nuera de la presidenta, y quieren parar una investigación (...) nosotros hemos dicho en forma transversal que esto es caiga quien caiga. No importan los partidos políticos ni los gobiernos que hayan participado en esto. Queremos que esto se aclare", concluyó.

   UN CRÉDITO.

   El llamado 'Caso Caval' tiene su origen en un crédito que la empresa Caval, propiedad del hijo de Bachelet y su mujer, Natalia Compagnon, pidió al Banco de Chile.

   Mientras se gestionaba la entrega del préstamo, Sebastián Dávalos mantuvo una reunión con Andrónico Luksic, el vicepresidente del banco. Después, el crédito fue aprobado y fue entregado a la empresa Caval.

   Cuando recibió el dinero, la empresa compró terrenos en Machalí, en la Región de O'Higgins, por 6.500 millones de pesos (9,3 millones de dólares), y meses después, el plano regulador de ese sector cambió, lo que elevó el valor del terreno, que posteriormente fue vendido en 9.500 millones pesos (13,6 millones de dólares).