Publicado 21/04/2020 19:01:02 +02:00CET

Una comisión parlamentaria de Mauritania que investiga casos de corrupción citará al expresidente Mohamed Uld Abdelaziz

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La comisión investigadora del Parlamento de Mauritania sobre posibles casos de corrupción durante la última década ha indicado que citará a declarar próximamente al expresidente Mohamed Uld Abdelaziz.

El portavoz del organismo, Lemrabot Benahi, ha adelantado que Uld Abdelaziz "será citado, dado que fue responsable de este país durante una decena de años", tal y como ha recogido la emisora Radio France Internationale.

"Es la comisión la que juzgará el momento de su citación. Es un trabajo parlamentario", ha defendido, antes de agregar que el organismo tiene ya "mucha información" sobre los casos que está analizando.

La comisión debe cerrar sus trabajos en un plazo de dos meses y Benahi ha subrayado en declaraciones concedidas a la citada emisora que el organismo considera que podrá finalizarlos a tiempo.

La comisión ha citado durante la jornada a Ghalana bin al Ghurabi, una de las sospechosas en el marco de un caso de corrupción vinculado con la quiebra de la Compañía Nacional de Importaciones y Exportaciones, según ha informado el diario mauritano 'Essirage'.

Al Ghurabi está llamada a comparecer por su papel en un acuerdo que implicó la venta de la compañía a un empresario saudí, días después de que el Parlamento expandiera los poderes de la comisión para ampliar su marco de investigaciones.

La comisión, que inició sus trabajos el 15 de febrero, había recibido en un primer momento autorización para analizar la gestión de la Sociedad Nacional Industrial y Minera (SNIM) y de la Sociedad Mauritana de Electricidad (Somelec).

NO PUEDE EMITIR CONDENAS

El comité investigador, cuya creación fue aprobada por el Parlamento mauritano a finales de enero, no podrá emitir condenas, si bien podrá recomendar la apertura de procedimientos judiciales.

Uld Abdelaziz, quien accedió a la Presidencia mauritana tras ganar las elecciones en 2009 --un año después de encabezar un golpe de Estado y presidir el Alto Consejo de Estado durante un periodo de transición, abandonó el cargo el año pasado.

El hasta entonces mandatario fue sucedido por Mohamed Uld Cheij Mohamed Ahmed, conocido como Uld Ghazuani, ministro de Defensa del país, quien concurrió a las urnas como 'delfín' de Uld Abdelaziz dado que él ya había llegado al límite de dos mandatos.

De esta forma, Mauritania concretó su primera experiencia de transición democrática desde la independencia del país, aliado de Occidente y bisagra entre el Magreb y el Sahel.

El país hace frente a una difícil situación económica, recrudecida por la falta de tierra cultivable y por una corrupción muy extendida. La situación tiene un impacto especialmente grave sobre niños y mujeres.