Publicado 05/02/2021 18:55CET

El Comité Europeo de las Regiones asegura que la pandemia ha mostrado la necesidad de un mejor entorno medioambiental

Capa de contaminación sobre la ciudad desde el Cerro del Tío Pío en Madrid (España), a 18 de enero de 2021. Madrid lleva desde ayer en escenario 1 de su protocolo anticontaminación y continuará así mínimo hasta mañana martes incluido. Durante este escenar
Capa de contaminación sobre la ciudad desde el Cerro del Tío Pío en Madrid (España), a 18 de enero de 2021. Madrid lleva desde ayer en escenario 1 de su protocolo anticontaminación y continuará así mínimo hasta mañana martes incluido. Durante este escenar - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha indicado que la pandemia de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de "un mejor entorno medioambiental" y "un aire más limpio" en la Unión Europea y pide dotar a los entes regionales y locales de los instrumentos necesarios para aplicar las políticas medioambientales.

"La pandemia de COVID-19 nos ha mostrado la necesidad urgente de un mejor entorno medioambiental, ciudades más saludables y un aire más limpio. Hemos de cerciorarnos de que el nuevo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente promueve un entorno empresarial sostenible y fomenta las inversiones ecológicas como base para lograr un medio ambiente libre de sustancias tóxicas", ha subrayado el ponente del Comité Europeo de las Regiones y alcalde de Kallithea, Dimitrios Karnavos.

Así lo ha precisado con motivo de la publicación del Dictamen del CDR sobre el Octavo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente (PMA), la estrategia medioambiental común de la UE para 2030 en apoyo del Pacto Verde Europeo.

Según recuerda el CDR, citando el informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) de 2020, hasta el 95% de la población urbana de la Unión Europea (UE) se ve expuesta diariamente a concentraciones de contaminantes que superan las directrices sobre calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que provoca 400.000 muertes prematuras al año.

En este contexto, el CDR subraya que la política medioambiental tradicional por sectores se ha revelado en gran medida ineficaz y pide que se adopte una política integrada para crear sinergias y evitar desajustes.

Los miembros proponen adoptar un enfoque de vida saludable para todos en el conjunto de las políticas de la UE y solicitan el apoyo de la Comisión Europea para garantizar la plena participación de los entes locales y regionales en la elaboración de todas las políticas medioambientales, sea cual sea su dimensión.

NEUTRALIDAD CLIMÁTICA EN 2050

Según ha precisado Karnavos, si los entes locales y regionales no cuentan con los instrumentos adecuados y los recursos idóneos, serán "incapaces de crear más resiliencia frente a futuras pandemias" y de "alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050".

En esta línea, el CDR lamenta que octavo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente no haga ninguna mención de la Plataforma técnica para la cooperación en materia de medio ambiente, un foro instituido en 2012 entre la Comisión Europea y el CDR para fomentar el diálogo sobre los problemas y las soluciones de ámbito local y regional en la aplicación de la legislación medioambiental de la UE.

Además, recuerda que los esfuerzos de recuperación ecológica deben tener presentes las disparidades y desafíos territoriales, así como garantizar que ninguna comunidad quede rezagada.

Por ello, pide que el octavo PAM vaya más allá de la tipología urbano-rural y haga una referencia explícita a todos los tipos de comunidades, incluidas las zonas costeras, montañosas, insulares y archipiélagos y ultraperiféricas.

INVERTIR EN RENOVABLES

También reclama inversiones ambiciosas en sectores ecológicos, por ejemplo, de energías renovables, para generar crecimiento y empleo sin dejar de reforzar al mismo tiempo la resiliencia, y subrayan la necesidad urgente de más investigación, conocimientos y datos de fácil acceso y carácter público.

Asimismo, abogan por la plena integración de las políticas sobre el medio ambiente, el clima y la economía circular en las medidas presupuestarias, económicas y sociales de la UE, como, por ejemplo, las que se incluyen en el plan de recuperación tras la COVID-19.

A día de hoy, según indican, se ha asignado a la lucha contra el cambio climático el 30% de los recursos procedentes tanto del presupuesto a largo plazo de la UE como del paquete Next Generation EU.

Igualmente, apoyan que se redoblen los esfuerzos en materia de educación medioambiental y los proyectos destinados a incrementar la sensibilización entre los jóvenes sobre las cuestiones que afectan al medio ambiente.