Publicado 14/10/2020 17:47CET

El Comité Europeo de las Regiones insta a la UE a empoderar sus regiones para proteger el empleo y los derechos sociales

   MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha hecho un llamamiento a la UE y sus Estados miembros para que empoderen a sus ciudades y regiones con el fin de proteger el empleo y los derechos sociales para contrarrestar así los devastadores efectos sociales de la pandemia.

   La asamblea de representantes locales y regionales de la UE también pide fortalecer la base de habilidades para la recuperación y apoyar a las autoridades regionales y locales en la gestión de las transiciones verde y digital.

   El Barómetro regional y local 2020 del CDR destaca que la crisis del COVID-19 afecta especialmente a los ingresos de los autónomos, los trabajadores con contratos de duración determinada y los trabajadores a tiempo parcial, entre ellos muchos jóvenes, migrantes y otros grupos vulnerables.

   Según el CDR, el impacto sobre el empleo corre el riesgo de ser especialmente negativo en las regiones que dependen en gran medida del turismo, donde hasta el 40% de los puestos de trabajo podrían estar en riesgo. El Barómetro también muestra que al 43% de los europeos les gustaría que los entes locales y regionales tuvieran más influencia en las políticas sociales y de empleo.

   "Durante la pandemia de COVID-19, las regiones y ciudades de Europa han actuado con rapidez y decisión para ayudar a los necesitados --señala el presidente del CDR, Apostolos Tzitzikostas--. Ahora Europa debe luchar contra la pobreza y el desempleo, y en particular contra el aumento del desempleo juvenil, en el centro de sus esfuerzos. Esto es esencial para una Europa Social fuerte que no deje atrás a ningún pueblo ni lugar".

   Para apoyar la adecuación de habilidades y empleos y las economías locales con acciones concretas, Tzitzikostas anunció que el Comité trabajaría junto con la Dirección General de Empleo de la Comisión Europea para lanzar ferias en línea de 'Empleos locales' con regiones y ciudades.

   "Necesitamos recuperarnos de una crisis sin precedentes, y para eso necesitamos las regiones. Nuestras medidas para la juventud y para el desarrollo de habilidades deben dar sus frutos. El pilar europeo de derechos sociales ha sido y será nuestra línea de orientación para garantizar un futuro mejor para nuestros ciudadanos", ha señalado el Comisario de Derechos Sociales y Empleo, Nicolas Schmit, en la sesión plenaria del CDR de este miércoles.

   "Por eso he anunciado con el presidente del CDR que reforzaremos la cooperación entre mis servicios y el Comité Europeo de las Regiones. Esta cooperación brinda la oportunidad de mostrar a los ciudadanos que estamos plenamente movilizados y escuchándolos", añade.

   En la sesión plenaria de esta semana también se ha aprobado un dictamen sobre 'Una Europa social fuerte para transiciones justas', allanando el camino para un Plan de acción para implementar el pilar europeo de derechos sociales.

   "La pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve la necesidad urgente de erradicar la brecha digital existente y abordar su impacto sustancial en los derechos sociales, ya que la falta de acceso a las nuevas tecnologías y la sociedad de la información crea nuevas formas de exclusión social --ha comentado la relatora y presidenta de la Comisión SEDEC, Anne Karjalainen--. La cohesión digital es parte integrante de las transiciones justas y una piedra angular de la cohesión territorial y social. Al mismo tiempo, las medidas de recuperación deben abordar la dimensión social de la ecología y transiciones digitales. Necesitamos un mercado laboral justo en la economía del futuro sin emisiones de carbono, basado en trabajos decentes, una protección social sólida y oportunidades laborales en los lugares donde vive la gente".

   Refiriéndose a la comunicación de la Comisión Europea publicada en enero, el dictamen del CDR señala que el Fondo de Transición Justa, el fondo de la UE para apoyar la transición verde en las regiones más vulnerables, debe estar en consonancia con el pilar social de la UE. Al mismo tiempo, reitera su llamado a una mejor coordinación de las políticas económicas y sociales entre los niveles de gobierno europeo y nacional en el contexto del semestre europeo, y pide garantizar la participación de las autoridades locales y regionales en esta coordinación a través de una gestión compartida basada en el principio de subsidiariedad.

   El CDR también destaca el papel clave de los interlocutores sociales en el contexto actual de digitalización cada vez mayor de los patrones de trabajo. A tal efecto, pide una actualización de las normas europeas que regulan las condiciones de trabajo y el tiempo de trabajo, incluidas disposiciones para establecer el derecho a desconectar.

Contador