Publicado 21/12/2020 16:48CET

Comité parlamentario de Israel admite a trámite un proyecto para aplazar la fecha límite para aprobar los Presupuestos

Vista general de una sesión en el Parlamento de Israel, la Knesset
Vista general de una sesión en el Parlamento de Israel, la Knesset - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

La falta de acuerdo desencadenaría la convocatoria de las cuartas elecciones en cerca de dos años

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un comité del Parlamento de Israel ha admitido este lunes a trámite un proyecto que busca aplazar cerca de una semana la fecha límite para la aprobación de los Presupuestos de 2020, ante la posibilidad de convocatoria de nuevas elecciones anticipadas en caso de que no haya acuerdo.

El proyecto, que contempla aplazar del 23 al 31 de diciembre la fecha límite, deberá ser aprobado en tres votaciones en el órgano legislativo, será sometido a la primera de ellas este mismo lunes, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.

La decisión del comité de la Knesset ha sido adoptada en medio de los temores de una nueva convocatoria de elecciones anticipadas si no había acuerdo antes de la actual fecha límite, en los que serían los cuartos comicios en menos de dos años.

Asimismo, los Presupuestos de 2021 deben ser aprobados antes del 5 de enero y, de lo contrario, se procedería a una convocatoria automática de elecciones, sin que por ahora esté claro si el proyecto contará con los apoyos necesarios en el Parlamento como para aprobar un aplazamiento de esta fecha límite.

En este sentido, pese a que el Gobierno de coalición entre el Likud del primer ministro, Benjamin Netanyahu, y Azul y Blanco, encabezado por el ministro de Defensa, Benjamin Gantz, cuenta con 72 escaños, cuatro miembros del partido de Gideon Saar y otros cuatro de Azul y Blanco han dicho no estar a favor de la prórroga, mientras que otros tres han contraído el coronavirus y no pueden votar.

Asimismo, las discusiones sobre los Presupuestos tienen lugar en el marco de las tensiones en el seno del Gobierno de unidad, que vio la luz en abril después de que Gantz decidiera por sorpresa dar marcha atrás en su promesa electoral de no coaligarse con Netanyahu bajo el argumento de evitar nuevas elecciones.

El acuerdo contempla que Gantz ocupe la cartera de Defensa y sea vice primer ministro durante los 18 meses en los que Netanyahu seguirá como primer ministro, momento en el que pasará a sustituirle al frente del Ejecutivo israelí, una decisión que fracturó Azul y Blanco y provocó la salida de varios partidos de la coalición opositora.