Publicado 06/11/2021 12:44CET

Condenada a seis cadenas perpetuas una expolicía sudafricana por asesinar a seis allegados para cobrar el seguro

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La expolicía sudafricana Nomia Rosemary Ndlovu ha sido condenada a seis cadenas perpetuas tras ser hallada culpable de los asesinatos de cinco familiares y de su novio para beneficiarse de sus respectivos seguros de vida, según informa el portal de noticias sudafricano News24.

La condenada, de 46 años, fue detenida después de que un sicario que contrató para matar a su hermana confesara ante la Policía. Ndlovu también fue declarada culpable del intento de asesinato de su madre, Maria Mushwana, así como de fraude de seguros después de haberse embolsado aproximadamente unos 90.000 euros por los seguros de vida que contrató para sus familiares antes de matarles.

La primera persona asesinada fue su prima, Witness Madala Homu, en marzo de 2012. Luego murieron su hermana, su novio, su sobrina y sus dos sobrinos. Su última víctima, Brilliant Mashego, murió en enero de 2018. En la mayoría de los casos, contrató a sicarios para llevar a cabo los asesinatos, pero en 2013 envenenó y estranguló personalmente a su hermana Audrey Somisa Ndlovu.

La serie de asesinatos terminó después de que ella se acercó a alguien para matar a otra hermana y a sus cinco hijos en marzo de 2018, según el 'Times Live'. El sicario había grabado en una conversación que la expolicía quería que los seis fueran quemados vivos en un incendio provocado para engañar a la compañía de seguros.

Ndlovu, en sus propias palabras, les había dicho a los "sicarios" que quería hacer el trabajo porque estaba desesperada por conseguir dinero en efectivo y estaba a punto de perder su vehículo BMW a causa de un usurero al que le debía dinero.

""La anarquía con la que llevó a cabo sus crímenes amenaza la existencia misma de la sociedad", ha declarado el magistrado Ramarumo Monama tras condenar a Ndlovu a cadena perpetua por cada uno de los seis cargos de asesinato, más cinco años adicionales por obstrucción a la justicia y 10 años por cada uno de los cuatro cargos de fraude.

Contador