Publicado 15/06/2020 22:04CET

Condenadas seis personas a penas de cárcel en Francia por un caso de corrupción vinculado a la venta de armas a Pakistán

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Francia ha condenado este lunes a seis personas a penas de cárcel por un caso de corrupción vinculado a un acuerdo de venta de armas en los años noventa a Pakistán, un escándalo conocido como 'Karachigate'.

El tribunal ha indicado que los sospechosos aceptaron comisiones por la venta de submarinos al país asiático y ha indicado que parte de este dinero sirvió para financiar en 1995 la candidatura a la Presidencia del entonces primer ministro, Édouard Balladur.

Balladur, de 91 años, y su entonces primer ministro, François Léotard, han sido igualmente imputados y serán sometidos próximamente a juicio por el caso, que implica el cobro de cerca de dos millones de euros en comisiones.

Entre los condenados figuran Nicolas Bazire, antiguo director de campaña de Balladur, quien ha recibido una sentencia de tres años de cárcel, los mismos que Renaud Donnedieu de Vabres, antiguo asesor de Léotard y exministro de Cultura.

Por otra parte, ha sido sentenciado Thierry Gaubert, antiguo colaborador del expresidente francés Nicolas Sarkozy, quien era entonces ministro del Presupuesto y quien ha negado cualquier relación con el caso, según ha informado France Bleu.

El resto de condenados son el antiguo contratista Dominique Castellan --exdirector de la rama internacional de la Dirección de Construcciones Navales (DCN)-- quien ha sido sentenciado a dos años de cárcel, y dos intermediarios libaneses, Ziad Takiedín y Abdulrahman el Assir, condenados en rebeldía a cinco y siete años de prisión, respectivamente.

Las investigaciones en torno al 'Karachigate' arrancaron tras la murete de once ingenieros franceses en un atentado ejecutado en 2002 en la ciudad de Karachi, achacado por las autoridades a milicianos islamistas.

Sin embargo, posteriormente salió a la luz que podría haber sido un acto de venganza por la decisión del entonces presidente francés, Jacques Chirac, ordenando el fin del pago de las comisiones vinculadas con el citado acuerdo.

Balladur, quien fue primer ministro de Francia entre 1993 y 1995, y Léotard fueron imputados en mayo de 2017 por "complicidad en la malversación de fondos y ocultación" en relación con el caso y está previsto que comparezcan en los próximos meses ante un tribunal.