Actualizado 19/03/2015 18:11:50 CET

Condenan al exjefe de la Armada argentina por espionaje ilegal

Commander in chief of the Argentine navy Admiral Jorge Omar Godoy talks to his B
ELISEO FERNANDEZ / REUTERS

BUENOS AIRES, 19 Mar. (Notimérica) -

El exjefe de la Armada argentina entre 2003 y 2011, Jorge Godoy, ha sido condenado a dos años de prisión en suspenso por haber realizado tareas de espionaje interno a funcionarios públicos, integrantes de movimientos políticos y sociales y periodistas hasta 2006.

Además, también se ha condenado al entonces subjefe, Benito Rotolo, a un año y ocho meses de prisión. Ambas condenas son de prisión en suspenso, por lo que en realidad ninguno de los dos deberá cumplir la condena en prisión efectiva.

Godoy y Rotolo estaban acusados de dar instrucciones para que los subalternos realizaran tareas de espionaje interno, lo cual atentaba contra la Ley de Defensa Nacional, de Inteligencia y de Seguridad Interior, aunque la condena se produce por incumplimiento de los deberes del funcionario público.

De hecho, fue un subalterno, el cabo de la Armada Carlos Alegre, quien denunció los hechos en 2006 ante el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), al negarse a realizar dichas operaciones en la Base Almirante Zar en la ciudad de Trelew, provincia de Chubut.

En aquel momento, la entonces ministra de Defensa y hoy embajadora de Argentina ante la OEA, Nilda Garré --quien también aparecía entre las personas espiadas--, cerró las dependencias de inteligencia naval y ordenó que se realizara un sumario interno de las actividades en las bases navales.

Aunque en 2008 un juez de Chubut consideró que el Almirante Godoy no ameritaba el procesamiento, el CELS amplió la denuncia y a finales de 2011 un juzgado federal procesó al jefe de la Armada, quien al día siguiente fue retirado por la presidenta, Cristina Kirchner.

RELACIÓN DE GODOY CON EL GOBIERNO

Jorge Godoy fue nombrado jefe de la Armada en junio de 2003 por el presidente Néstor Kirchner, menos de un mes después de haber asumido la Presidencia, y fue ratificado en su puesto después por la presidenta Cristina Kirchner, hasta 2011.

Entre los testigos de la defensa, de hecho, estaba el exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina entre 2003 y 2008, Alberto Fernández, quien se mostró sorprendido por el procesamiento, según reveló el portal 'La Izquierda Diario': "Fue una persona central para llevar adelante la política de Derechos Humanos", dijo Fernández de Godoy.

A pesar de la condena, la causa judicial nunca se preguntó cuál era el objetivo de esas actividades de espionaje ilegal y el uso que se le daba a esa información, ni si Godoy las realizaba 'motu proprio' o respondía a órdenes llegadas de más arriba, preguntas que han quedado sin respuesta.