Publicado 04/12/2020 18:21CET

La Conferencia Episcopal de Perú ve en el diálogo la "solución" a las demandas del sector agrícola y propone mediadores

Imagen de archivo de agricultores peruanos.
Imagen de archivo de agricultores peruanos. - AACID - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) ha señalado que la "única solución" a las demandas del sector agrícola y los "problemas que puedan existir" es el diálogo y ha propuesto a sus mediadores para resolver las disputas en el norte y sur del país.

En un comunicado, la CEP ha expresado su preocupación por los últimos acontecimientos a raíz de la larga crisis que afecta al sector agrícola peruano y ha aceptado que existan "reclamos legítimos", si bien ha indicado que "no se debe permitir ni avalar que se promueva la violencia y el irrespeto a los derechos de las personas y empresas".

"Estamos convencidos de que el dialogo constituye el único camino para solucionar los problemas que puedan existir. Por ello, pedimos a todas las partes, trabajadores, empresarios y representantes del Estado, promover espacios y decisiones necesarias para llegar a un acuerdo que ponga fin al caos, pero también a las diversas formas de explotación laboral", ha subrayado.

En ese sentido, ha instado al Congreso a revisar "cuidadosamente" el marco normativo laboral agrario, con la finalidad de desarrollar una legislación que permita generar trabajo con condiciones y salarios dignos "que garantice una sociedad más justa, solidaria y con mayor bienestar".

Asimismo, ha precisado que, "con el objetivo de ayudar a promover una mesa de diálogo, a través de su primer vicepresidente, el cardenal Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, y del monseñor Héctor Vera, obispo de Ica, la CEP ofrece sus buenos oficios en la región Ica, centro de las protestas a fin de buscar una solución pacífica y armoniosa".

La conferencia ha propuesto así a Barreto y Vera como mediadores entre las autoridades y los trabajadores agrícolas, que llevan a cabo un paro nacional para exigir una mejora de sus condiciones laborales, así como la derogación de la Ley de Promoción Agraria.