Publicado 27/05/2021 12:32CET

La confianza de los consumidores alemanes apunta a una mejora en junio

Archivo - Bandera de Alemania.
Archivo - Bandera de Alemania. - SEAN GALLUP/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La recuperación de la confianza de los consumidores alemanes se consolida de cara al mes de junio por la mejora de las expectativas económicas y de ingresos, a pesar de que la propensión al gasto ha empeorado tras tres meses seguidos al alza, según el índice GfK, que para el próximo mes se sitúa en -7 puntos, frente a los -8,6 de mayo.

"Estamos dejando cada vez más atrás la tercera ola. Y también estamos logrando grandes avances en lo que respecta a la vacunación. Como resultado, es posible relajar las restricciones (...) Esto alimenta principalmente el optimismo económico", indicó Rolf Bürkl, experto en consumo de GfK.

En este sentido, la consultora destacó que el indicador de expectativas económicas ha mejorado sustancialmente en el mes de mayo, cuando alcanzó los 41,1 puntos, su mejor lectura desde marzo de 2018.

A su vez, las expectativas de ingresos de los consumidores germanos también se han mejorado en mayo, cuando aumentaron en 10,2 puntos respecto del nivel de abril, hasta los 19,5 enteros, lo que supone una mejora de más de 25 puntos respecto de la lectura del dato hace un año.

En contraste con esta mejora de las expectativas de ingresos, la propensión a comprar aparentemente no se ha beneficiado del mayor optimismo económico en mayo y tras tres meses seguidos al alza ha registrado un retroceso de 7,3 puntos, hasta una lectura de 10 enteros, que representa una mejora de 4,5 puntos respecto del dato de mayo de 2020.

Asimismo, los responsables del estudio subrayaron que las condiciones para una recuperación significativa de la confianza del consumidor son buenas, ya que, como resultado de los cierres, muchos hogares cuentan con importantes reservas financieras.

Esto se refleja en el aumento de la tasa de ahorro de los hogares alemanes, que aumentó hasta alrededor del 16 por ciento durante la pandemia, cuando en 2019 se situaba entre el 10 por ciento y el 11 por ciento, lo que supone que los consumidores disponen de fondos considerables.

"El repentino aumento de las perspectivas económicas alimenta las esperanzas de que, con retraso, la confianza del consumidor también se incremente más en la segunda mitad del año y que el consumo privado pueda recuperarse", dijo Rolf Bürkl.

Contador