Publicado 25/11/2021 11:18CET

La confianza de los consumidores alemanes se desinfla a mínimos desde junio, según GfK

Archivo - FILED - 07 January 2016, Berlin: A German flag flies atop the Reichstag. The German government wants to protect symbols of democracy from abuse by right-wing populists. Photo: Lukas Schulze/dpa
Archivo - FILED - 07 January 2016, Berlin: A German flag flies atop the Reichstag. The German government wants to protect symbols of democracy from abuse by right-wing populists. Photo: Lukas Schulze/dpa - Lukas Schulze/dpa - Archivo

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La confianza de los consumidores alemanes apunta a un deterioro en el mes de diciembre, según la estimación de la consultora GfK, que ha rebajado la referencia para el próximo mes hasta -1,6 puntos, lo que supone una caída de 2,6 puntos en un mes y la peor lectura del dato desde el pasado mes de junio, como resultado del impacto de la elevada inflación y el temor a una nueva ola de infecciones por Covid-19.

"La confianza de los consumidores se está viendo afectada actualmente desde dos lados", ha señalado Rolf Bürkl, experto en consumo de GfK, para quien, por un lado, "está explotando el número de casos en la cuarta ola de la pandemia de coronavirus", lo que podría dar lugar a nuevas restricciones, mientras que, por otro lado, "el poder adquisitivo de los consumidores está disminuyendo debido a una alta tasa de inflación".

De este modo, Bürkl ha advertido de que las perspectivas para la próxima temporada navideña "son ahora algo sombrías".

La incertidumbre sobre la actividad ha provocado una caída sustancial de las expectativas económicas de los consumidores alemanes, que se situaron en 31 puntos en noviembre desde los 46,6 del mes anterior, después de que la recuperación de Alemania "esté empezando a tambalearse", principalmente por los problemas en las cadenas de suministro.

Asimismo, después del marcado retroceso del mes anterior, el indicador de expectativas de ingresos volvió a caer en noviembre, hasta 12,9 puntos, la peor lectura desde el pasado abril, como consecuencia del impacto de la inflación y la reducción asociada en el poder adquisitivo, además de las restricciones de producción.

De este modo, a raíz de la caída de las expectativas económicas y de ingresos, también disminuyó la propensión a comprar de los consumidores en noviembre, cuyo indicador bajó a 9,7 puntos, en mínimos desde febrero de 2021.

Contador