Publicado 31/08/2021 05:35CET

El Consejo de Seguridad de la ONU pide a los talibán garantizar una "salida segura y ordenada" de Afganistán

20 August 2021, Afghanistan, Kabul: A US Air Force soldier stands guard as evacuees are loaded onto a C-17 Globemaster III aircraft during the evacuation process at Hamid Karzai International Airport. Photo: Sra Taylor Crul/U.S. Air/Planet Pix via ZUMA Pr
20 August 2021, Afghanistan, Kabul: A US Air Force soldier stands guard as evacuees are loaded onto a C-17 Globemaster III aircraft during the evacuation process at Hamid Karzai International Airport. Photo: Sra Taylor Crul/U.S. Air/Planet Pix via ZUMA Pr - Sra Taylor Crul/U.S. Air/Planet / DPA

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad ha aprobado este lunes una resolución que pide a los talibán garantizar una "salida segura y ordenada" de Afganistán a toda persona que lo desee, sin mencionar la "zona segura" propuesta por el presidente de Francia, Emmanuel Macron, mientras que exige un "acceso pleno, seguro y sin obstáculos" para la asistencia humanitaria.

El proyecto, presentado por Francia, Reino Unido, Estados Unidos e Irlanda, ha contado con 13 votos a favor y dos abstenciones --Rusia y China--, y pide a los talibán que cumplan sus compromisos para que prosigan las evacuaciones más allá de la fecha límite del 31 de agosto.

El documento, compartido por la subsecretaria general de Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz, Rosemary DiCarlo, en su cuenta de Twitter, ha puesto como primer punto la condena al ataque ocurrido el pasado jueves contra el aeropuerto de Kabul atribuido a Estado Islámico y ha indicado que el Consejo de Seguridad ha tomado "nota de la condena de los talibán" a este ataque.

Seguidamente, ha demandado que "Afganistán no sea un territorio para perpetrar cualquier ataque terrorista" y ha instado a reafirmar que los Derechos Humanos son respetados y protegidos "incluidos los de mujeres, niños y minorías" en el país.

Asimismo, ha recordado el comunicado de los talibán en el cual mostraban su disposición para permitir que todos los afganos con documentos "legales" puedan salir de Afganistán una vez se hayan ido las fuerzas internacionales el 31 de agosto.

Por último, el Consejo ha mostrado su disposición a "seguir ocupándose de la crisis de Afganistán", si bien antes ha pedido que las partes se implique con la comunidad internacional "para adoptar medidas que refuercen la seguridad y eviten más víctimas" en el aeropuerto de Kabul ante las amenazas de atentados.

"Esta resolución pide a todos que hagan todos los esfuerzos posibles para asegurar el aeropuerto y sus alrededores", ha dicho la representante permanente de Francia ante la ONU, Nathalie Estival-Broadhurst.

"Crear este paso seguro y de protección es una condición 'sine qua non' para garantizar que los afganos amenazados que deseen irse puedan hacerlo de manera segura, pero también para garantizar que la asistencia humanitaria pueda llegar a todos aquellos que la necesitan a través del aeropuerto, por supuesto, sino también sobre las fronteras terrestres", ha defendido.

Por su parte, la representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, también se ha referido a "este paso seguro" y ha señalado que espera "que los talibán cumplan con su compromiso de facilitar el paso seguro de afganos y extranjeros en el futuro".

"De acuerdo con el derecho a salir de cualquier país, incluido el propio, todo el mundo debe poder salir de Afganistán de forma segura, por cualquier motivo, cuando quiera, por aire o por tierra. Esto es de suma importancia para nosotros", ha señalado.

Asimismo, ha manifestado su compromiso con la asistencia humanitaria y ha instado a que "todos los actores humanitarios tengan acceso total, seguro y sin obstáculos para continuar la prestación de servicios a los necesitados".

Por su parte, Reino Unido ha calificado la resolución como "un paso importante hacia una respuesta internacional unificada a la situación en Afganistán".

La representante permanente de este país ante la ONU, Barbara Woodward, ha apostado por "continuar construyendo sobre esta declaración para asegurar que los talibán rindan cuentas de sus compromisos ante el Consejo de Seguridad". "Los talibán serán juzgados por la comunidad internacional sobre la base de sus acciones sobre el terreno, no de sus palabras", ha afirmado.

Los dos países que se han abstenido de la resolución, Rusia y China, han coincidido en la necesidad de "algunas correcciones". El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, ha explicado que su voto se debe a que no se ha condenado ataques de otras "organizaciones terroristas internacionalmente reconocidas".

"Vemos esto como una renuencia a reconocer lo obvio y un deseo de dividir a los terroristas en 'nuestros' y 'suyos'; lo que quiere decir, para restar importancia a la amenaza terrorista proveniente de estos otros grupos", ha apostillado.

El portavoz de China, Geng Shuang, ha considerado que esta acción del Consejo de Seguridad "intensifica las tensiones". "El caos reciente en Afganistán está directamente relacionado con la retirada apresurada y desordenada de las tropas extranjeras", ha reprochado y ha instado a los países occidentales a "reflexionar y corregir".

Antes de la reunión, el portavoz del secretario general de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha reiterado que los talibán deben ser un "gobierno que sea inclusivo con las minorías y las mujeres" y que demuestre "un respeto total por los Derechos Humanos", además de reiterar que "Afganistán no se utilice como lugar para lanzar ataques terroristas".

Estados Unidos ha anunciado este lunes que el último avión militar estadounidense ha despegado desde Kabul y ha precisado que "la retirada de esta noche significa tanto el final del componente militar de la evacuación como el final de la misión de casi 20 años que comenzó en Afganistán poco después del 11 de septiembre de 2001".

Contador